Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El verano será más cálido de lo normal

El verano que acaba de comenzar será "más cálido de la normal", según indicó ayer el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la Comunidad Valenciana, Jorge Tamayo. Las temperaturas estarán entre 1 y 2 grados por encima de la media en la zona del interior y "algo por encima de lo normal" en la costa.

De esta forma, el ambiente entre los meses de julio y septiembre será "bastante cálido", lo que contrasta con la primavera pasada, "la segunda más fría en lo que va de siglo XXI". Tamayo comentó que las partículas del volcán islandés Eyjafjallajökull, que entró en erupción en los meses de marzo y abril, no afectarán al tiempo en verano. "No ha sido tan importante como otros terremotos que sí han afectado a las temperaturas".

Estos datos contrastan con los facilitados hace dos semanas por el Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM), que anunció un verano "normal o ligeramente cálido", con temperaturas más suaves que el pasado año. Tamayo indicó que esta contradicción obedece a que estos dos organismos utilizan modelos de predicción diferentes. La Aemet utiliza un sistema de previsión europeo, "reconocido como el mejor modelo a medio y largo plazo", según Tamayo, mientras que el CEAM opta por el utilizado por el servicio meteorológico de Estados Unidos. En cualquier caso, el delegado de la Aemet en Valencia advirtió que el grado de fiabilidad de las predicciones tan a largo plazo no es tan alto como los avances de cinco días.

Tamayo, que compareció junto al jefe del grupo de predicción, Víctor Alcober y el jefe de climatología, José Ángel Núñez, se refirió también a las condiciones meteorológicas de la pasada primavera. La estación ha sido "húmeda" con unas precipitaciones un 27% superiores a la media de los últimos años (entre los años 1971 y 2000). También fue un 0,2% más fría que la media.

Para este fin de semana, Alcober anunció que se esperan temperaturas "casi ideales" entre los 27 y 28 grados a la sombra, aunque advirtió de que para el domingo por la mañana hay posibilidades de algún "pequeño chubasco" que podría llegar a convertirse en tormentas a lo largo de la tarde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 2010