El ex juez Liaño, condenado a devolver 130.120 euros por una minuta excesiva

El ex juez y ahora abogado Javier Gómez de Liaño ha sido condenado a devolver 130.120 euros a unos clientes por haber cobrado una minuta desorbitada. El Juzgado de Primera Instancia 45 de Madrid entiende que el bufete de "Francisco Javier Gómez de Liaño y Botella y Gómez de Liaño y Asociados, SL", cobró por adelantado 180.000 euros por unos servicios que el juzgado reduce y tasa en 49.880 euros.

Se le condena a devolver ese dinero porque la juez no se cree que el despacho de Gómez de Liaño dedicase, como alega, "420 horas" de trabajo en la preparación de una querella (y posteriores recursos) que ni siquiera fue admitida a trámite y que fue interpuesta en nombre de Pablo Benjumea Roca de Togores y Blanca Roca de Togores y Bruguera.

La sentencia recela del tiempo que el despacho de Liaño dice haber dedicado a este asunto. "Minutar por la redacción de la querella y la interposición de dos recursos 342 horas (...) supone que una persona ha dedicado a este trabajo, en exclusividad, más de 42 días laborales; esto es, dos meses, ocho semanas, de lunes a viernes, ocho horas diarias (...) Resulta exagerado". El ex juez alegó que hubo "15 reuniones" de trabajo y "420 horas de conversaciones telefónicas". Según se deduce de la sentencia, el despacho de Liaño habría cobrado la hora de trabajo a 430 euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS