Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SUDÁFRICA 2010 | ESLOVENIA 2 - ESTADOS UNIDOS 2

El árbitro frena a EE UU

Polémica anulación del gol que habría rubricado la remontada

Faltaban apenas tres minutos para llegar al descanso cuando Ljubijankic se plantó solo ante Howard y le batió por bajo. El delantero esloveno celebró el tanto, que suponía el 2-0, con la falta de firmeza con que se celebran las conquistas inmerecidas. En ese instante, los eslovenos estaban aritméticamente clasificados para los octavos de final. Demasiado premio para un juego discreto.

Los estadounidenses interpretaron la segunda mitad como un todo o nada. No querían poner el punto final a su andadura y se esmeraron para prolongar los puntos suspensivos. Los eslovenos aún estaban replanteándose su paradisíaco escenario cuando Donovan se coló hasta la cocina con una diagonal que culminó fusilando a bocajarro a Handanovic. A Eslovenia le pudo el miedo y la valentía estadounidense encontró la recompensa con el empate de Bradley, hijo del seleccionador.Todavía quedaba tiempo y Estados Unidos cargó su ofensiva hasta el final. Así llegó la polémica. Donovan colgó un balón al centro del área, que se convirtió en una pista de baile. Edu remató a puerta y logró el gol que culminaba la remontada. El colegiado malí Koman Coulibaly puso fin a la fiesta con un pitido indescifrable. No se apreció nada punible. Eslovenia no refrendó la sorpresa. Estados Unidos no culminó la proeza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de junio de 2010