Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suecia festeja la boda de la princesa Victoria

Tras ocho años de relación, la heredera se casa hoy con su entrenador en presencia de todas las casas reales

Ocho años ha tardado Victoria de Suecia en convencer a su padre de que Daniel Westling, además de ser el hombre de su vida, será un buen consorte el día en que le corresponda a ella ser reina de los suecos. Carlos Gustavo ha sido un padre severo y un rey aún más inflexible con las normas de la realeza, y le ha costado dar la autorización a la boda. Y es que en Suecia, donde son tan modernos para muchas cosas, no lo son para estas. Sin el permiso del Rey, la boda no se habría celebrado, y sin ella, Victoria tendría que haber elegido: o Daniel o la corona.

La pareja se conoció cuando Victoria luchaba contra la anorexia. Él era su entrenador. Desde entonces apenas se han separado. Ahora Daniel es un próspero empresario de una cadena de gimnasios y el rey de Suecia asegura que su hija ha elegido bien. Victoria y Daniel han fijado para contraer matrimonio la misma fecha y el mismo escenario en que se casaron sus padres. Una unión que también nació con dificultades porque ella era una azafata.

A sus 32 años, Victoria es una princesa que se ha ganado por su trabajo y simpatía el cariño de todos los suecos. Hasta los líderes políticos partidarios de una república han mostrado su afecto por la pareja, aunque no por la institución. Eso sí, han criticado los gastos que generará el enlace. Por eso, una gran parte la pagará el Rey, y las cuentas serán públicas.

Victoria, nacida en Estocolmo el 14 de julio de 1977, es licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad de Upsala y Máster en Historia y Ciencias Políticas, y es la única mujer en el mundo heredera de un trono. Aunque al nacer en su país regía la ley sálica (que le impedía como mujer suceder a su padre en el trono), la norma fue abolida dos años después, y ella fue nombrada heredera en 1980. Los reyes de Suecia tienen dos hijos más: Magdalena y Carlos Felipe. La primera, que tenía fecha de boda, ha roto con su prometido y se ha ido a vivir a Nueva York, aunque ha regresado para la boda de su hermana. Carlos Felipe sale con una concursante de reality shows, una relación no reconocida por sus padres.

Representantes de todas las casas reales del mundo están ya en Estocolmo para participar en los actos preparados para festejar la boda. Conciertos, bailes, cenas de gala, paseos en barco... son algunas de las actividades. Ayer por la tarde llegaron los príncipes de Asturias, la infanta Elena y los duques de Palma de Mallorca. La reina Sofía viajará hoy para estar presente en la ceremonia.

El ensayo general de la ceremonia tuvo lugar ayer. Los novios acudieron a la ceremonia en la catedral de Estocolmo, acompañados por la reina Silvia y el príncipe Christian de Dinamarca y las princesas Amalia de Holanda e Ingrid Alejandra de Noruega, que actuarán de paje y damitas de honor de Victoria. Mientras, por una ciudad que no lograba librarse de la lluvia, paseaban Haakon de Noruega y Mette-Marit; Federico y Mary de Dinamarca; los príncipes Guillermo y Máxima de Holanda; los príncipes belgas Felipe y Matilde, y el príncipe Naruhito de Japón. Todos reunidos para la boda de una de los suyos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de junio de 2010