Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Soledad Verdú, periodista de raza

La periodista Soledad Verdú Rotellar, miembro de la agencia Efe, murió ayer, 17 de junio, tras sufrir, en los últimos meses, graves problemas de salud. Nacida en Madrid el 16 de octubre de 1953, estudió en la Escuela Oficial de Periodismo y era licenciada en Filología Hispánica. Comenzó el 15 de enero de 1977 como redactora de Efe-Gráfica (Cifra), y poco después pasó a Interior y Justicia. Más tarde se especializó en investigación de sucesos y se enfrentó a casos tan sonados como el asesinato de los marqueses de Urquijo, la muerte del Nani y el de la Dulce Neus. De esta, acusada de inducir a su hija mayor para que asesinara a su padre, dio la exclusiva de su huida de la cárcel en Barcelona hacia Portugal con su hija. Un día llamó por teléfono a un banco que era atracado y habló en directo con el ladrón. Su aspecto frágil y aniñado, de larga melena rubia, contrastaba con la sordidez de aquellas informaciones. En 1992, amplió estudios en Nueva York. Fue nombrada en 1996 responsable de Cultura nacional, y entrevistó a García Márquez o Vargas Llosa, entre otros. En enero de 1998 pasó a editora de Nacional y en junio de 2005, a redactora jefa del turno de noche.

Amante de la investigación y de patear la calle en busca de la noticia, con su muerte se extingue otra periodista de raza, de la vieja escuela, de estos que poco a poco comienzan a ser historia.

Soledad Verdú, en 2004.
Soledad Verdú, en 2004.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS