Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Geli reivindica el humanismo para que Cataluña supere su desconcierto

La consejera de Salud, Marina Geli, pone en su libro Endreçar l'ànima los puntos sobre las íes y se sincera políticamente mucho más que sus correligionarios del PSC al reconocer que Cataluña se encuentra inmersa en una situación de desconcierto, lejanía, desorientación, indiferencia y falta de confianza. Para superar este trance -salpicado de "instintos cainitas", afirma-, la consejera reivindica valores como el humanismo, cívico y religioso, y la confianza en uno mismo. Un movimiento que Geli define como vintiucentisme.

Ayer por la tarde, Marina Geli se rodeó en ESADE de su familia, amigos, compañeros de la política y la medicina en la presentación pública del libro, una compilación de sus vivencias como mujer, médica, política, socialista y consejera de la Generalitat. Pasqual Maragall elogió su papel en el Gobierno "porque ha aguantado dos legislaturas nada fáciles". Y José Montilla aplaudió su ejercicio de "revisar el pasado sin excesivas nostalgias y desde una mirada poliédrica".

El capítulo más sucinto, en el que habla de política, Geli se refiere a la necesidad de emprender un nuevo pacto constitucional que convierta al Senado en una cámara autonómica y en la que todos los grupos catalanes, incluido CiU, defendieran posiciones comunes. Esta actitud debería trasladarse al Congreso sin que ello implicara que el PSC tuviera grupo parlamentario propio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de junio de 2010