Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:DESDE EL PARQUÉ | MERCADOS

Crece la presión sobre la situación española

El mercado de valores español quedó ayer prácticamente descolgado de los avances del resto de las plazas de la eurozona al correr algunos rumores sobre la puesta en marcha de un plan de rescate para España. Los desmentidos apenas sirvieron de nada, al igual que la localización del punto de origen del rumor, ya que los mercados, en general, están demasiado receptivos ante las malas noticias y esa sin duda lo era.

La Bolsa española abrió esta sesión con una subida del 1,35% en el Ibex 35, lo que le situaba a las puertas de los 9.700 puntos, pero a partir de ahí comenzaron a correr los rumores y los desmentidos, que provocaron fuertes y constantes altibajos.

Coincidiendo con la apertura de la Bolsa de Nueva York, el Ibex 35 alcanzó su nivel mínimo intradía, en 9.483,70 puntos y un recorte del 0,82%. Los grandes valores reaccionaron en los minutos finales y el principal índice de la Bolsa española cerró la jornada con una subida del 0,23% y en 9.584 puntos. Mientras, la Bolsa de París subía el 1,98% y la de Francfort el 1,28%.

En el mercado se pudieron oír todo tipo de comentarios sobre el percance de la jornada, destacando algunos que afirmaban que alguien había escuchado a la oposición española y sacado conclusiones fáciles. El anuncio de convocatoria de huelga general por parte de los sindicatos españoles también figuraba como una de las causas de la inestabilidad del mercado de valores, aunque fue en el mercado de deuda donde más se notó el efecto del rumor.

La rentabilidad de la deuda española a 10 años subió desde el 4,59% del pasado viernes hasta el 4,75%, con lo que el diferencial con la deuda alemana subió hasta 213 puntos, incluso contando con que la rentabilidad del bund también subió por el desconcierto de los inversores internacionales con los interminables problemas de la eurozona, sean reales o imaginarios.

El índice de producción industrial de la eurozona para el mes de abril, con una subida mensual del 0,8% y un avance interanual del 9,5%, ofreció una imagen tan dispar del crecimiento que, más que animar a los inversores, contribuyó a aumentar el desconcierto.

En el Mercado Continuo descendió el volumen negociado, que pasó de los 5.034,10 millones de euros del pasado viernes a los 3.176,77 millones de ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 2010