Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre muere tras correr en la Herri Krosa de Alonsotegi

Juan Carlos Miravalles Sáiz, un vecino de Bilbao de 43 años, falleció ayer tras participar en la novena edición del Herri Krosa de Alonsotegi, una prueba de seis kilómetros que se corren en el casco urbano de esa localidad. Miravalles se desplomó pocos minutos después de cruzar la meta tras disputar la prueba en la categoría de veteranos (de 40 a 45 años) y recoger unos obsequios de la organización.

El hombre fue atendido inmediatamente, ya que cayó a unos 10 metros de una ambulancia de servicio. Al comprobar su mal estado, miembros de Protección Civil lo trasladaron al Hospital de Basurto, donde sólo se pudo certificar su muerte.

Al tener conocimiento del fallecimiento, los organizadores del Herri Krosa interrumpieron la entrega de trofeos y premios y anunciaron lo sucedido por megafonía. Luego se guardó un minuto de silencio en la plaza de Alonsotegi, seguido por el aplauso general de los cientos de personas que allí se encontraban.

Fuentes de la organización de la carrera dijeron a EL PAÍS que varios voluntarios de Protección Civil se acercaron al hombre durante el transcurso del Herri Krosa al observar que "no ofrecía un buen aspecto" y le dijeron que podía parar si lo deseaba hasta que se encontrase mejor. Miravalles les respondió que se hallaba bien y siguió corriendo. Dichas fuentes lamentaron lo sucedido y recordaron que nunca había ocurrido nada similar en el Herri Krosa. Esta prueba, como todas las carreras populares, no pide informes médicos previos a los participantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de junio de 2010