Héctor Castro, héroe en Uruguay 1930

Héctor Castro, cuyo brazo sesgó una motosierra cuando tenía 13 años, durante un partido con Uruguay
Héctor Castro, cuyo brazo sesgó una motosierra cuando tenía 13 años, durante un partido con Uruguay

El divino manco (Montevideo, 1904-1960) fue uno de los héroes de la final del Mundial de 1930 , al marcar el 4-2 definitivo en el último minuto ante Argentina a pase de Dorado (también autor de un gol junto a Cea e Iriarte).

Manco desde los 13 años por una motosierra, debutó en 1921 en el ya desaparecido Club Atlético Lito para fichar tres años después por el Club Nacional, con el que cosechó tres campeonatos uruguayos (1924, 1933 y 1934). Tras vivir una época dorada del fútbol uruguayo, Castro dirigió el banquillo del Nacional y ganó cinco títulos (1940, 1941, 1942, 1943 y 1952).

Más información
"Han pasado 80 años y todavía no me he recuperado de aquella final perdida"

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS