La Generalitat pide a Laietana que se replantee la fusión con Caja Madrid

El Gobierno catalán ha insistido en que las cajas de la comunidad se alíen entre sí

Caixa Laietana, con 9.191 millones de euros de activos, es la única de las 10 cajas de ahorros con sede en Cataluña que no ha dado aún luz verde formal a ningún proceso de integración. Eso no significa que no esté metida en el ajo de las fusiones. La entidad mantiene negociaciones avanzadas para participar en la fusión fría que liderará Caja Madrid, y que engloba también a Caja Ávila, Caja Insular de Canarias, Caja Segovia y Caja Rioja. Pero la participación de la caja que dirige Josep Ibern en ese proyecto, que reforzará un segundo grupo de cajas del país, no es del agrado de la Generalitat.

El Gobierno catalán, que desde el principio ha expresado su deseo de que las entidades de la comunidad se refuercen con fusiones entre ellas, le ha pedido a Caixa Laietana que se lo piense dos veces. "La Generalitat ha trasladado a Caixa Laietana que, ya que no ha tomado aún ninguna decisión formal, antes de hacerlo valore todas las posibilidades, y si existen opciones alternativas", señalaron ayer fuentes del Departamento de Economía, cuyo titular es Antoni Castells. Las mismas fuentes subrayaron que Laietana es libre de hacer lo que le plazca. "Sólo se le ha pedido que valore otras opciones", añadieron.

De los procesos en marcha, sumar Laietana a Unnim parece el más factible

El Ejecutivo catalán, que tiene competencias sobre los órganos de gobierno de las cajas de su territorio, no tendrá tutela sobre ninguno de los dos Sistemas Institucionales de Protección (SIP) en forma de bancos en que participarán dos cajas catalanas: el de Penedès (con Cajamurcia como líder, más Sa Nostra y Caja Granada) y el de Laietana.

¿Qué opciones quedan sobre la mesa dentro de Cataluña? Fácil, ninguna. Los otros procesos de integración en curso están bastante cerrados. A la Generalitat le gustaría el enganche de Laietana a Unnim, que engloba a las cajas de Terrassa, Sabadell y Manlleu. Fuentes de Unnim señalaron que "ha costado mucho cerrar el proyecto a tres y no está previsto reabrirlo; en el futuro ya se verá".

Llamar a la puerta de La Caixa no ha lugar. La primera caja española dijo que no quería entrar en el baile y que lo suyo era la expansión internacional. Cuando se le sugirió, aunque no explícitamente, que se hiciera con alguna entidad tras la intervención de Cajasur por el Banco de España, dejó claro que una y basta. Los rumores de que Laietana acabaría bajo la órbita de La Caixa fueron insistentes, pero cuando surgió la opción Girona, se inclinó por ésta.

En la futura absorción de Girona por La Caixa no solo ha tenido que ver la presión del Banco de España. La Generalitat reivindica su papel clave en esta salida para la caja gerundense, que había insistido en continuar en solitario y había diseñado un plan de viabilidad para ello. Con anterioridad, Caixa Girona había participado en la negociación de Unnim.

Caixa Laietana, presidida por Jaume Boter, convocará un consejo de administración extraordinario la semana próxima para abordar su futuro. Un portavoz afirmó que en principio está previsto continuar con el proceso del SIP liderado por Caja Madrid. La caja (que en 2009 ganó 15,8 millones de euros, que cuenta con una red de 256 sucursales y cuya morosidad se situaba en el 5,47%) emitió un comunicado el pasado miércoles en el que enfatizaba la permanencia "inalterable" de la obra social y de la fundación de la caja en el territorio y en el que recordaba que los SIP permiten mantener la identidad y personalidad jurídica de las cajas integrantes.

Antoni Castells.
Antoni Castells.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de junio de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50