Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Síndic insta a Ripoll a poner toda la web de la Diputación en valenciano

El Síndic de Greuges, José Cholbi, ha vuelto a emitir otra resolución en favor del mismo trato a las dos lenguas oficiales de la Comunidad Valenciana (castellano y valenciano), y especialmente en el ámbito de las administraciones públicas. De esta forma, Cholbi se ha hecho eco de una denuncia formulada por un ciudadano sobre la imposibilidad de visitar en valenciano todos los servicios que incluye la página web de la Diputación de Alicante, que preside José Joaquín Ripoll, del PP.

Tras comprobar la veracidad de la queja, el Síndic ha dictado una resolución que textualmente dice: "Sugerimos a la Diputación de Alicante que adopte todas las medidas que sean necesarias, ordinarias, extraordinarias y presupuestarias, para que todos los contenidos de su portal web corporativo puedan ser vistados también en valenciano". "De manera", añade, "que no pueda prevalecer una lengua sobre otra, ya que lo que ha de guiar a todos los poderes públicos autonómicos y locales es salvaguardar la libertad lingüística e impulsar el uso del valenciano en todos los ámbitos de la vida social".

La Sindicatura de Greuges también ha instado al Ayuntamiento de Alicante a desmantelar la antena de telefonía móvil ubicada en la partida de Rebolledo por carecer de licencia municipal. El titular de este organismo, José Cholbi, comunicó su recomendación al consistorio que preside Sonia Castedo, del PP, el 28 de mayo y tras más de dos años y medio de gestiones.

En febrero de 2009, y a petición de la Sindicatura, Castedo envió un informe en el que explicaba que si bien la construcción de un edificio destinado a central telefónica en Rebolledo obtuvo en 1988 licencia de obra, la estructura metálica que forma una torre para soporte de la antena de telecomunicaciones no constaba que dispusiera de la preceptiva licencia municipal ni de la oportuna solicitud. En aquel escrito se comprometió a requerir en "dos meses" a Telefónica a que solicitara la licencia de legalización de la instalación.

Pasado el tiempo, el presidente de la Asociación de Vecinos Amigos de Fontcalent volvió a trasladar al Síndic que la situación permanecía igual. Cholbi insiste en la importancia de mantener la disciplina urbanística y reclama la retirada y desmantelamiento de la instalación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de junio de 2010