Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SUDÁFRICA 2010 | La preparación de la selección española

El espolón de Viena está listo

Torres, a quien Del Bosque reserva un lugar decisivo, dice que llegará al mundial "al 100%"

El peluquero de Fernando Torres volvió a sorprender a la gente que se dejó caer por la concentración de la selección en Las Rozas . Abolidos los flequillos, las ondas y las mechas, el nuevo corte del delantero remite al cuerpo de marines. Él lo justifica en su reciente paternidad. "Tengo que parecer un padre", dice, pensando en su hija Nora.

Con pelo o sin él, Torres está en Las Rozas y su presencia infunde confianza en el vestuario. Hay goleadores que meten goles casi siempre y hay goleadores que casi siempre marcan en los partidos decisivos. España tuvo a muchos goleadores pero pocos fueron resolutivos en los grandes torneos. De Puskas a Raúl, la historia de la selección es un camino que suele embarrarse al llegar al área enemiga. Fernando Torres es una excepción. A diferencia de Villa, que ha marcado en 18 de los últimos 20 partidos oficiales disputados con España, las intervenciones de Torres han sido más espaciadas y más valiosas. Lo hace desde que era un quinceañero. Marcó en la final del Europeo sub 16 y lo ganó, marcó en la final del Europeo sub 18 y también lo ganó. Solo celebró dos goles en la Eurocopa de 2008, pero la segunda vez que lo hizo fue para constatar la victoria sobre Alemania en la última noche del torneo, en la final de Viena. Desde entonces, la figura inquieta y alargada del nueve se ha convertido en algo más que una referencia futbolística para la selección.

En los ensayos, Llorente juega solo arriba, ariete único, como lo hará Torres

Torres es el espolón del equipo. La insignia del éxito. Su carácter le ayuda. "No tengo ninguna duda de que mucho antes del inicio del mundial estaré al 100%", avisó ayer. "Estoy muy contento por la recuperación. Hace más de cinco semanas que me operé y el plazo para el regreso lo marcamos en seis semanas. Se ha cumplido. Ya mismo puedo entrenar y creo que el próximo lunes estaré practicando con mis compañeros como uno más".

El punta del Liverpool, de 26 años, se recupera de una operación del menisco externo de la rodilla derecha después de que se lo partiera en el partido que el Liverpool disputó con el Benfica en la Liga Europa. Ahora espera estar listo para el debut de la selección contra Suiza el 16 de junio. En la sesión de ayer, Vicente del Bosque dispuso una formación de 4-5-1, con Llorente como ariete, solo arriba. El punta del Athletic ocupó el lugar que Del Bosque tiene reservado para Torres como única referencia, para que aproveche su poderío físico y reciba más balones. Desde que empezó a dirigir al equipo, el seleccionador ha buscado fórmulas alternativas para concentrar volantes en el medio y abrir el campo para penetrar por afuera. Silva o Navas por la derecha, y Villa, Mata o Pedro por la izquierda tendrán esta misión. Torres no marcó ni un solo gol en la fase de clasificación y Del Bosque quiere poner las condiciones para aprovecharlo más.

Torres se manifestó con una gran determinación al hablar de sus perspectivas para el torneo africano: "Cuando escuchas a los entrenadores de las otras selecciones, cuando escuchas a la afición, ahora sí hablan de España como un gran favorito. La verdad es que en la historia nunca habíamos sido los favoritos, pero ahora sí porque nos lo hemos ganado a pulso. Somos el equipo más completo y fuerte. Pero eso no quiere decir que vayamos a ganar el mundial. Desde la Eurocopa de 2008 la base de la selección es más o menos la misma y hemos acumulado una gran experiencia. Experiencias positivas como la Eurocopa, y negativas como la Copa Confederaciones. Seguimos teniendo hambre de fútbol y queremos hacer historia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 2010