Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anticorrupción cierra el 'caso Fabra'

Después de seis años y medio, el fiscal anticorrupción del caso Fabra, Luis Pastor, considera que las diligencias de investigación ya están concluidas y que el asunto está listo para ser calificado. Si así lo decide el juez, las partes formularán sus acusaciones y el titular del juzgado número 1 de Nules decidirá si existen indicios para sentar en el banquillo al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, o, por el contrario, archivar el caso. Todo eso podría concluir "antes de verano", tal como dijo ayer el fiscal.

Pastor considera que no hay más diligencias que practicar tras la entrega del informe pericial solicitado por el juzgado, que investiga a Fabra por varios presuntos delitos contra la Administración pública y fraude fiscal. Durante todos estos años, Fabra se ha mantenido al frente de la Diputación y del PP en la provincia pese a su imputación.Nules vivió ayer la que puede ser la última declaración del caso Fabra al acoger la comparecencia de la esposa del presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, María Amparo Fernández, imputada por los mismos presuntos delitos contra la administración pública y fraude fiscal de los que se acusa al también presidente del PP provincial.

Fernández ya declaró ante el juez, aunque en esta ocasión había sido llamada para que clarificara el origen de ingresos millonarios detectados en las cuentas del matrimonio Fabra. Sin embargo, se acogió a su derecho a no declarar y no contestó ni a las preguntas de la acusación ni del fiscal, respondiendo solo a las cuestiones planteadas por su letrado.

Abandonó el juzgado 10 minutos después de entrar y optó también por no hacer ninguna declaración a los medios de comunicación, al margen de confirmar que el dirigente del PP se encuentra "muy bien" tras el trasplante de hígado al que fue sometido hace menos de un mes.

De esta manera, Fernández no aclaró el origen de 1,6 millones de euros de los que, según los peritos que han analizado las cuentas del matrimonio entre 1999 y 2004, se le imputan directamente a ella y de los que se desconoce la procedencia y son calificados como "ganancias patrimoniales no justificadas". Según el informe pericial, las cuentas desvelan ingresos por más de 3,7 millones de euros sin justificar. Según el documento, 1999 fue el año en el que la esposa de Fabra ingresó más dinero de origen desconocido, con un total de 350.000 euros, mientras que en 2004, una vez iniciada la investigación del caso Fabra, los ingresos no justificados ascendieron a 117.000 euros.

Cuatro delitos

Por estos ingresos, los peritos, que son inspectores de Hacienda, apuntan a que Fernández habría cometido en este periodo cuatro delitos de fraude fiscal, en los años 1999, 2000, 2001 y 2003, por los que las arcas públicas habrían dejado de ingresar más de 750.000 euros. A ellos se unen los cinco supuestos delitos detectados a Fabra en el mismo período, en el que el matrimonio habría dejado de ingresar a Hacienda 1,7 millones de euros.

Fabra estaba citado también para declarar ayer, pero la convalecencia de su intervención quirúrgica obligó al aplazamiento de la misma. El fiscal sostuvo que la citación podría obviarse ya que, tras la denuncia por fraude fiscal, en 2005, ya se negó a declarar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de mayo de 2010