_
_
_
_
_

Camps dice que le atacan porque no se le puede ganar en las urnas

Luna pregunta si se sentará a la vez en el escaño y en el banquillo

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps (PP), aseguró ayer en las Cortes Valencianas que está dispuesto a llegar "hasta el final", pese a la sentencia del Tribunal Supremo que lo devuelve a la condición de imputado por haber recibido trajes regalados por la trama corrupta de Gürtel.

"¡Yo estoy siendo atacado porque soy el presidente de la Generalitat, porque soy el presidente de una comunidad que se puso en pie, porque soy el presidente de una comunidad que ha ganado por dos mayorías absolutas y porque no hay manera de ganarme si no es fuera de las urnas!".

Si el pasado martes, tras conocer la sentencia del Supremo, Camps aseguró sentirse "más feliz" que el día anterior, ayer se permitió el lujo de bromear en el Parlamento a cuenta de los regalos. Y lo hizo cuando el portavoz socialista, Ángel Luna, le preguntó si, además de la policía, los jueces y la Agencia Tributaria, también forman parte de la conspiración contra él los magistrados del Supremo que han reabierto el caso Camps.

"Confío en los jueces y magistrados, pero si otra persona [en referencia a la presidenta del Tribunal Constitucional], por un regalo de un valor diez veces superior, no sé si opaco o Francisco [risas], no tiene responsabilidad y otros sí, es como mínimo curioso, es como para pensárselo", alegó.

"¿Y qué piensa hacer cuando le sienten en el banquillo?, ¿seguirá en este escaño?", insistió el portavoz socialista. "Si me comparo con el presidente del Gobierno [José Luis Rodríguez Zapatero], me siento con mucha más autoridad moral para seguir trabajando", afirmó Camps.

El presidente de la Generalitat se mostró seguro de contar con el apoyo del grupo parlamentario, del PP regional y de la dirección nacional del partido, aunque no pronunció el nombre de Mariano Rajoy. Pero si en alguna cuestión puso énfasis fue en que las fuerzas para seguir adelante se las da "la gente de la calle", que le dice que no se amedrente "ante tanta mentira y tanta insidia". Tanto que, según el jefe del Gobierno valenciano, hay familias enteras que se han afiliado al PP por lo que le están haciendo. "Y me sostiene la verdad, y con eso se va a cualquier rincón del planeta", sentenció.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El portavoz socialista, Ángel Luna, llegó a exasperarse con las respuestas de Camps. "En sus intervenciones sólo hay arengas a sus partidarios y desafíos a todas las instituciones", prosiguió. "Todo es una conspiración mundial contra usted. Ha conseguido abrir todos los informativos y, lo que es más preocupante, también todos los programas de humor", ironizó.

Luna, a quien Camps acusó de "seguir preparando insidias en la negritud de su despacho", expresó su extrañeza por la insistencia del presidente valenciano en pregonar que no se ha enriquecido. "Nadie le ha preguntado si se ha enriquecido. El problema es que los valencianos se han empobrecido con su gestión", indicó el socialista, que acusó a Camps seguir mintiendo. "Usted dice que la sentencia le exculpa de irregularidades en las contrataciones de la Generalitat y en la financiación del PP, cuando el Supremo no habla ni de contratos, ni de financiación. Habla de sus trajes", dijo el portavoz del PSPV.

Para Luna, el jefe del Consell sólo reclama ya "adhesiones incondicionales, pero como no las puede conseguir brega con su agenda para no encontrarse con los ciudadanos". "Solo lo sostiene Rajoy, aunque no sé por qué, porque el resto de barones del PP no quiere asociar su suerte a la de usted", recalcó.

Francisco Camps ríe complacido, ayer, tras su intervención en la sesión de control al Consell en las Cortes.
Francisco Camps ríe complacido, ayer, tras su intervención en la sesión de control al Consell en las Cortes.JORDI VICENT

Una sesión de cuentos

Las Cortes Valencianas se convirtieron ayer en improvisado escenario para cuentacuentos. Y es que el portavoz del grupo de Compromís, Enric Morera, quiso contrastar la imagen que tiene de sí mismo el presidente valenciano con la visión de la oposición.

"Dice que es Juan sin miedo", dijo Morera, "pero yo le hubiese puesto Pinocho, al que no le gustaba hacer los deberes y así le iba". El diputado nacionalista le explicó a Camps que el proceso por los trajes regalados por Gürtel "no se abre por unas hienas bolcheviques [como dijo el eurodiputado del PP Carlos Iturgaiz], sino por un sastrecillo valiente que va a declarar".

En este contexto, trufado de referencias a los cuentos infantiles, el parlamentario de Compromís contrapuso la felicidad del jefe del Consell tras conocer la sentencia del Supremo que reabre el caso Camps, con la tristeza de quienes respetan las instituciones valencianas. "Usted está muy feliz, pero es el día más triste para la Generalitat, porque su presidente está imputado y se puede sentar en el banquillo. Es gravísima la situación de las instituciones valencianas", insistió.

Un terreno en el que Camps no quiso entrar ayer, pese a que Compromis insistió en explicarle también el cuento del traje nuevo del emperador. "El cuento les ha salido un poco largo", respondió Camps, "pero seguiremos trabajando pese a ustedes".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_