Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Un grupo de ciudadanos protesta ante la sede del PP

Un grupo de ciudadanos, convocados por la Plataforma contra la Corrupció a través de Internet, se congregaron ayer frente a la sede del PP para exigir la dimisión del presidente de la Generalitat, Francisco Camps.

La convocatoria, que reunió a un par de decenas de ciudadanos, elevó la tensión de la reunión de la cúpula del PP. Exhibiendo carteles con el lema No a la corrupció, Camps dimissió y con el símbolo de prohibido sobre la silueta del presidente valenciano, los manifestantes corearon consignas en las que reclamaban la dimisión de los cargos populares salpicados por el caso Gürtel y una regeneración de la vida política.

Los manifestantes fueron separados por un cordón policial -integrado por miembros de la Policía Local y Nacional- de los cargos y militantes del PP que se congregaron a la puerta de la sede del partido y que, con gritos de "presidente, presidente", intentaron acallar a los que protestaban.

Durante todo el tiempo que se prolongó la reunión, los manifestantes gritaron consignas como "te quiero un huevo", "delincuentes", "per un Govern nét i transparent" y contra Canal 9, que fueron contestadas por miembros del PP con lemas como "Zapatero dimisión" y "Bono dimisión". Entre los partidarios del presidente de la Generalitat estaba la abogada General de la Generalitat, Isabel Villalonga, que se encaró con un fotógrafo que captó su imagen.

Tras la reunión del PP, los manifestantes increparon a la alcaldesa de Valencia cuando salía de la sede y justo antes de entrar a su vehículo. Rita Barberá advirtió a una de las manifestantes que iba a denunciarla por considerar que la había insultado. Por su parte, el portavoz parlamentario, Rafael Blasco, arrancó a uno de los manifestantes un papel con consignas contra el jefe del Consell.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 2010