Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cisma entre Primera y Segunda

Los clubes más poderosos estudiarán un modelo de competición y negociación de los derechos televisivos "exclusivamente" para la máxima categoría

La Junta de Primera División de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) anunció ayer su intención de estudiar a partir del 21 de junio, cuando terminará la temporada, un nuevo modelo de competición y explotación del fútbol "exclusivamente" para la máxima categoría, que negociaría sus derechos televisivos de forma colectiva y se escindiría de la Segunda División. A las pocas horas, ese anuncio tuvo respuesta. Diez equipos de Primera (Osasuna, Xerez, Málaga, Tenerife, Zaragoza, Sporting, Almería, Espanyol, Valladolid y Mallorca), además de los 22 de Segunda, asistieron a la asamblea de la LFP, que acordó instar al Gobierno a que regule por ley la venta centralizada de los derechos televisivos, que hasta ahora negociaba cada club por separado. Juntos y como un único todo, en este caso, los de Primera y Segunda.

La asamblea de la Liga pide, sin embargo, una venta colectiva

El núcleo duro de los que quieren la separación (Barcelona, Madrid, Valencia, Atlético, Deportivo, Athletic, Getafe, Sevilla y Villarreal) impugnó tanto el pacto como la asamblea, a la que no asistieron, y se puso una fecha tope para lograr un acuerdo marco que divida las dos categorías: antes de la temporada 2010-2011. Luego, tendrían que estudiar cuándo, de aprobarse, podría echar a andar el nuevo modelo, dependiendo de los años de vigencia que resten a los contratos televisivos de cada uno de los clubes de Primera, que también quieren un mayor porcentaje de la recaudación de la quiniela y que se les compense por los partidos que se emiten en abierto.

"Pero es que no estamos pensando en negociar los futuros contratos", explicaron fuentes presentes en la reunión de la Junta, a la que asistieron, entre otros, Florentino Pérez, el presidente del Madrid, y Joan Laporta, su homólogo del Barcelona; "lo que queremos es ser responsables de nuestro destino. No puede ser que 22 equipos de Segunda y cuatro de Primera se impongan al resto, porque son intereses diferentes. Una cosa es la Primera y otra la Segunda. Nosotros queremos ser solidarios con ellos. Un poco como en la Premier inglesa". "La Junta", decía su comunicado, "ha decidido iniciar un debate tendente a crear unas nuevas normas de organización y desarrollo exclusivamente de Primera que permitan competir en igualdad de condiciones con las grandes Ligas europeas, donde la Primera y la Segunda están separadas (Inglaterra e Italia)".

Cuatro de los diez equipos más ricos del mundo son ingleses, según la encuesta anual de Deloitte. Los dos primeros, sin embargo, son españoles: Madrid y Barça. Que esos dos equipos estén dispuestos a asumir una negociación colectiva de los derechos televisivos cuando logran altas cifras en las bilaterales se explica por el éxito del modelo inglés. Sólo las Ligas norteamericanas de fútbol americano, béisbol y baloncesto logran más ingresos por televisión que la Premier. Así es el reparto: el 50% del montante total se divide equitativamente entre todos los equipos del campeonato; el 25%, en función de la clasificación -el campeón llega a cobrar hasta 20 veces más que el peor de la Liga-, y el 25% restante depende de las audiencias televisivas de cada club. Cada equipo cobra una media de 45 millones de libras anuales (más de 52 millones de euros).

De ahí, que las dos partes quieran la negociación colectiva. De ahí, que la mayoría de clubes de Primera la apoyen, pero sólo para ellos, prometiendo para los de Segunda dinero en paracaídas, como se denomina en Inglaterra e Italia al porcentaje del monto total que los clubes de la máxima categoría ceden a los de la inferior: un 7,5% y un 10%, respectivamente, según fuentes consultadas por este diario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de mayo de 2010