Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuentas congeladas hasta 2012

La Junta contendrá los presupuestos de la comunidad hasta el final de la legislatura - Sólo evolucionarán en función del IPC

Gastar mejor y eliminar lo imprescindible. Con estas premisas, el Gobierno andaluz que preside el socialista José Antonio Griñán está estudiando congelar el presupuesto de la comunidad en términos reales para los dos próximos ejercicios, es decir, hasta el final de la legislatura. Según fuentes del Ejecutivo andaluz, las cuentas autonómicas de 2011 y 2012 -el año en el que se celebrarán las elecciones autonómicas- crecerán o disminuirán en función de cómo evolucione el IPC, al alza o a la baja. La decisión todavía no es firme, aunque el Gobierno considera que esta decisión supondría un paso más en su apuesta por la austeridad y la mejora de los recursos públicos, aseguran las fuentes consultadas.

El presupuesto de 2010 será el más duro y difícil del mandato

Martínez Aguayo tiene ya cerrada una cifra del recorte del gasto

A final de este mes, como suele ser habitual, la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, dictará una orden en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para la elaboración del presupuesto de la Junta para 2011, en la que marcará a todas las consejerías, agencias públicas y empresas públicas participadas mayoritariamente por la Junta la pauta con la que deben elaborar sus previsiones. Los consejeros deberán enviar en torno al 20 de junio sus propuestas de gastos. Las consejerías deben de seguir a rajatabla y por propia iniciativa esta disposición, en vez de provocar que sea Hacienda la que meta la tijera.

A la espera de que Martínez Aguayo trace estas directrices, parece más que probable que el presupuesto del próximo año estará de nuevo dominado por el cumplimiento escrupuloso del principio de austeridad, como ocurrió con el presupuesto ahora en vigor y, en menor medida, con el de 2009. El ahorro logrado en esos dos proyectos presupuestarios fue de 304,2 millones de euros, objetivo que se consiguió podando gastos considerados no prioritarios, como los que afectan a la publicidad institucional, reuniones, compra de periódicos y revistas, gastos de locomoción, comunicaciones telefónicas o congelación de los sueldos de los altos cargos. La Junta no puede actuar en los sueldos de los funcionarios, ya que esa decisión es una competencia exclusivamente estatal de obligado cumplimiento. Sólo en el caso de que Madrid decidiera congelar los salarios de los funcionarios, la Junta de Andalucía tendría que seguir el mismo camino.

El presupuesto de 2010 es, con todo, el "más duro" y "difícil" de la crisis, como lo calificó en su día la entonces consejera de Economía. Por primera vez en la historia, las cuentas andaluzas, que suponen 33.737,7 millones de euros, sufrieron un recorte del 0,1%, consignando 26,3 millones menos que en 2009. También la Junta tuvo que endeudarse para garantizar la prestación de los servicios públicos.

Pero el presupuesto ahora en vigor volverá a sufrir una nueva poda, en cumplimiento del plan de estabilidad del Gobierno central, que se ha comprometido con la Unión Europea a alcanzar un déficit del 3% en 2013. Según las fuentes del Gobierno andaluz consultadas, Martínez Aguayo tiene ya cerrada una cifra de recorte del gasto que empezará a aplicar en el segundo semestre del este año. La tiene, aunque "hay que debatirla" en el Consejo de Gobierno, según los citados medios.

Aunque Andalucía va a acatar el plan de estabilidad que se acuerde en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, también va a defender que las "comunidades con mayor endeudamiento asuman el mayor sacrificio", como señaló Griñán en marzo pasado en el Parlamento. Según los datos del Banco de España del cuarto trimestre de 2009, el endeudamiento por habitante de Andalucía es de 1.185 euros, un 36% menos que la media del resto de las comunidades autónomas, que alcanza 1.851 euros.

El presupuesto más austero

- El presupuesto actual asciende a 33.737,7 millones de euros, un 0,1% menos que el del año anterior.

El incremento del déficit es del 2,75% y la deuda pública (4.035 millones netos) se incrementa en un 34%.

La Junta logró un ahorro de 134,4 millones recortando gastos no prioritarios (publicidad, congelación de sueldos de altos cargos)

El endeudamiento por habitante es de 1.185 euros, un 36% menos que la media del resto de las comunidades autónomas, que alcanza 1.851 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de mayo de 2010

Más información