Elecciones en el Reino Unido | La jornada en las urnas

Miles de ciudadanos se quedan a las puertas de los colegios sin poder votar

Nick Clegg se disculpa personalmente ante los electores de su circunscripción

Agencias|El País
Londres / Madrid - 07 may 2010 - 02:23 UTC

La masiva participación de los británicos acabó atascando los colegios electorales y muchas personas se quedaron sin votar. Los colegios, muchos de ellos instalados en peluquerías, casas y hasta caravanas, cerraron a las diez de la noche y dieron con la puerta en las narices a un buen número de ciudadanos. En ciudades como Brockley, al sureste de Londres, algunos votantes pudieron ejercer su derecho pasadas las 22.30, pese a que está prohibido por las normas electorales.

Uno de los lugares donde se registraron más problemas fue Sheffield, donde está ubicada la circunscripción de Nick Clegg, el líder de los liberal-demócratas. En el norte de la ciudad, unas 200 personas tuvieron que marcharse a casa sin poder introducir las papeletas porque los funcionarios encargados de la organización no pudieron con todo el papeleo que requerían los comicios.

"He llegado media hora antes del cierre", explicó a Reuters Robin Dall, un cartero de 25 años que no llegó a traspasar la puerta de la iglesia donde se había instalado su colegio electoral. "La gente quiere votar y cuando no le dejan, pues obviamente no van a estar muy felices", concluyó. El testimonio de un internauta en la página web de la BBC incidía en los problemas sufridos en Sheffield: "Cuando llegué a la mesa para votar, una estudiante casi se echó a llorar porque creía que yo me iba a colar. Me dijo que había estado esperando durante dos horas y media".

En ocasiones, las protestas de los votantes se enconaron y la policía se vio obligada a intervenir. En Hackney, al nordeste de Londres, unos 50 enfadados ciudadanos se negaron a abandonar el colegio hasta que llegaron los agentes. Una situación similar fue solventada con más mano izquierda en Lewisham, al sudeste de Londres, donde los organizadores dieron 30 minutos más para que la gente que aún esperaba en la cola pudiera votar. Problemas similares ocurrieron en Londres, Chester, Manchester y otras ciudades. "Todas estas historias deben ser investigadas", declaró un portavoz de los conservadores. La presidenta de la Comisión Electoral, Jenny Watson, declaró que el sistema se había colapsado y que era necesario reformar la ley.

Por otra parte, el escrutinio en el centro de Londonderry, en Irlanda del Norte, se suspendió por el hallazgo de un coche robado en el aparcamiento del gimnasio Templemore Sports Complex. Unas 500 personas fueron desalojadas ante el temor de que pudiese contener algún artefacto explosivo.

Colegio electoral en el centro deportivo Ponds Forge, en Sheffield, una de las circunscripciones donde se registraron más problemas para votar.
Colegio electoral en el centro deportivo Ponds Forge, en Sheffield, una de las circunscripciones donde se registraron más problemas para votar.AP

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de mayo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50