Louzán ratifica en su cargo a un condenado por prevaricación

El presidente de la Diputación usa su voto de calidad en defensa de Carlos Silva

Es la segunda vez que Rafael Louzán, presidente del PP en Pontevedra y máximo responsable de la Diputación, salva los trastos al ex alcalde de Gondomar Carlos Silva. Fue su voto de calidad el que tumbó ayer en el pleno del organismo una moción del BNG para retirarle la dedicación exclusiva y las competencias que ejerce Silva en el gobierno provincial, con una remuneración de 65.000 euros anuales. La propuesta del BNG aludía a la condena, recurrida por Silva, a año y medio de prisión y ocho de inhabilitación para cargo público por prevaricación continuada, a la que se acaba de unir la apertura de un nuevo proceso en el que está imputado por falsedad documental. Los nacionalistas denunciaron que Silva tiene detrás "una trayectoria salpicada de actos reprobables" y su condena no fue "una acción puntual". La ausencia de un diputado del PP propició un empate entre gobierno y oposición que obligó a repetir la votación. El voto de calidad de Louzán como presidente terminó de inclinar la balanza ante un Silva que optó por el silencio.

"Silva está haciendo una magnífica labor", replicó Louzán a los ataques

El diputado nacionalista Pauliño del Río insistió en que "independientemente de lo que diga la justicia, [Silva] no puede estar aquí ejerciendo un cargo público". "En vez de tolerancia cero hubo ascensos", recordó. Lejos de desautorizar a Silva, Louzán llegó incluso a destacar que "está desarrollando una magnífica labor en esta institución". Del Río aludió "al tan pregonado código ético" de Feijóo y preguntó "si no funciona en esta Diputación". "Sé que le gusta embarrar", le contestó el presidente. "Más bien es cuestión de limpiar", rebatió el nacionalista.

El BNG también preguntó a Louzán sobre la presencia de maquinaria de la Diputación en una parcela en Tui de la promotora Provitui, propiedad del hijo del alcalde, Antonio Feliciano Fernández Rocha (PP) y de la que el propio regidor es apoderado. Louzán explicó que la cesión de maquinaria se hizo a través de un convenio con la Mancomunidade do Baixo Miño, que preside el alcalde socialista de A Guarda, después de que la comisión de fiestas de San Telmo pidiese al Ayuntamiento una parcela para aparcamiento provisional durante los días festivos. "¿Está diciendo que cualquier asociación o vecino puede solicitar a la Diputación o a la Mancomunidad que le preparen su finca?", recalcó el diputado nacionalista Gabriel Martínez, que también quiso dejar constancia de las dificultades de la oposición para acceder a documentos tales como relación de personal, procesos judiciales o deudas municipales. Según el representante del BNG, esa información está solicitada desde 2008 y hasta hoy no se le ha enviado. Martínez denunció el "oscurantismo" del equipo de Louzán sobre la contratación de la esposa del alcalde de Mondariz, que tampoco facilita el ente provincial. "No se olvide de que le estamos dando bastante documentación sobre depuradoras", le espetó Louzán, que aseguró que se entregarán los informes reclamados, aunque sin precisar cuándo.

Tras el pleno, el presidente de la Diputación aseguró a los periodistas que la incidencia del voto de los emigrantes en los comicios municipales es "escasa" y pidió una reforma "amplia" de la ley electoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de mayo de 2010.