Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo de EE UU avala la presencia de una cruz en un parque nacional

El Tribunal Supremo de EE UU decidió ayer que la cruz que se erige en un parque nacional del desierto de Mojave en California no viola la separación constitucional entre Iglesia y Estado y por tanto no hay necesidad de retirarla. La votación se inclinó del lado conservador de la balanza con un resultado de cinco a cuatro, y asegura que la Constitución no "requiere la erradicación de todos los símbolos religiosos de la esfera pública". Esta decisión crea un precedente que da más espacio para el uso de símbolos religiosos en espacios públicos.

En nombre de los conservadores, el juez Anthony Kennedy dijo que la cruz de Mojave es "mucho más que una simple reafirmación de creencias cristianas". "En este caso, una cruz cristiana en medio del desierto evoca mucho más que religión. Evoca las miles de pequeñas cruces que señalan las tumbas de los norteamericanos caídos en batallas en el extranjero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de abril de 2010