Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Transportes acordó en diciembre con Fomento el proyecto del tren a Castro

Unos 15.000 conductores entran cada día en Euskadi desde Cantabria

El proyecto de extender la comunicación por ferrocarril desde Bilbao hasta Castro Urdiales (Cantabria) requiere el visto bueno del Gobierno central, al poder afectar a sus operadores ferroviarios y al tratarse de la unión entre dos comunidades autónomas. El Departamento de Transportes comunicó su intención de estudiarlo al Ministerio de Fomento en diciembre pasado y recibió el visto bueno.

Con este plácet, Transportes empezó a avanzar, al explicarlo también a los tres principales operadores: Renfe, Feve y el Metro. A finales del año pasado, ETS, el gestor vasco de las infraestructuras ferroviarias, ya se planteó encargar un estudio de viabilidad sobre el proyecto, según fuentes de la consejería.

El presidente cántabro asegura estar "encantado" con el proyecto

El estudio, cuyo encargo reveló ayer Transportes, se halla en fase de licitación, con un coste de 300.000 euros para analizar la viabilidad del proyecto. Las tres opciones que se manejan son la ampliación de la Línea 2 del metro desde Santurtzi, en concreto desde el barrio de Kabiezes, donde está previsto llegue este mismo año; la prolongación de la actual línea de Feve o la apertura de un nuevo trazado de Renfe desde Muskiz hasta dicha localidad cántabra.

El estudio de viabilidad, que estará disponible en un año, determinará los flujos de viajeros hacia Castro Urdiales. Los cálculos actuales del Gobierno estiman que 15.000 conductores usan a diario la A-8 para entrar en Euskadi desde Cantabria, fundamentalmente en vehículos particulares, un dato que "obligaba a estudiar" una alternativa por tren, según las fuentes consultadas.

El proyecto de un ferrocarril a Cantabria ya lo planteó el actual equipo de Transportes en mayo pasado, cuando pidió información sobre todos los proyectos que había planteado el anterior Gobierno y se habían descartado. En la cumbre celebrada el pasado verano entre el lehendakari, Patxi López y el presidente cántabro, el regionalista Miguel Ángel Revilla, el proyecto de llevar el tren a Castro fue uno de los planes presentados por López con visos de poder ejecutarse.

Revilla se mostró ayer "encantado" con la iniciativa, que calificó de "gran noticia". El presidente cántabro añadió que el primer asunto que trató con el lehendakari fue precisamente la necesidad de buscar una solución a los problemas de tráfico entre Castro Urdiales y Bilbao.

Revilla agregó que su Gobierno se halla muy interesado en lograr una comunicación fluida en esta zona, porque el tráfico "con toda seguridad" aumentará. Declinó opinar sobre las tres opciones que se manejan al no conocerlas en detalle.

Euskotren también abordó la idea, pero nunca se había avanzado al afectar a operadores como Renfe y Feve. Sin embargo, el equipo que dirige Iñaki Arriola la considera fundamental para Vizcaya y su área metropolitana, ya que, además de facilitar la movilidad a la gran cantidad de ciudadanos que residen en Castro y sus alrededores y trabajan en territorio vasco, puede favorecer a los comercios del área metropolitana.

La elección entre las tres opciones actuales dependerá fundamentalmente de los costes, pero también tendrán incidencia las características del trazado y su impacto medioambiental. La que exigiría un menor recorrido sería la procedente de la línea de Renfe en Muskiz.

60.000 habitantes

- Castro Urdiales ha sido tradicionalmente el destino veraniego de muchos vascos, preferentemente vizcaínos. En la década de los noventa, con el boom inmobiliario y al construirse la autovía, cientos de ellos trasladaron allí su residencia.

- El padrón municipal suma ahora 32.000 vecinos, pero los residentes reales rondan los 60.000. Mucho prefieren seguir empadronados para acceder a colegios o servicios sanitarios de Vizcaya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de abril de 2010

Más información