Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homenaje a unas inconformistas

El periodista Román Orozco recopila en un libro las entrevistas a 50 mujeres

A la periodista andaluza Pilar del Río no se le olvidan las emisoras de los años sesenta. Aquel tiempo en que tenía que vestirse "mitad monja, mitad soldado" para evitar las miradas masculinas en los medios de comunicación. Igual de nítido recuerda la ex ministra Magdalena Álvarez su primer empleo en una asesoría fiscal: cobraba la mitad que sus compañeros. Ellas son dos de las protagonistas de 50 mujeres de vanguardia. La lucha por la igualdad, el libro que Román Orozco, columnista de EL PAÍS de Andalucía, presentó ayer en Sevilla, con el que trata de satisfacer una curiosidad: "Qué precio habrán tenido que pagar para llegar donde han llegado".

Militares en Afganistán, magistradas, políticas, periodistas, policías, científicas. Rosa Torres, Concha Caballero, Fuensanta Coves, Mar Moreno... Medio centenar de profesionales, adolescentes, en su mayoría, durante la transición democrática. Diez de ellas, trabajadoras desde niñas. Andaluzas "de nacimiento o elección", cuyas vivencias, recopiladas en este libro, son el efecto colateral de las entrevistas publicadas por Orozco en este periódico. Y hay un un denominador común: "Todas son mujeres de éxito".

Personas que, tal como rememoró ayer el periodista, tuvieron que escuchar cómo Pilar Primo de Rivera, fundadora de la Sección Femenina, les recomendaba durante el franquismo dedicarse a hacer ganchillo y obras de caridad porque "a la mujer le falta el talento creador de la mente masculina". Gente que, según Orozco, padece aún hoy un doble estigma: "Ser mujer y andaluza se castiga en los ambientes machistas con las críticas más chabacanas".

La mayoría de las entrevistadas asistieron ayer al acto de presentación en la sede sevillana de Cajasol. No así la ministra de Igualdad. Pero el trabajo de Bibiana Aído fue reivindicado por Orozco. "Los lobos de la derecha acechan día y noche para hincar el diente en algo que nunca les gustó: la igualdad".

El columnista de EL PAÍS presentó 50 mujeres de vanguardia (editorial C&T) acompañado de uno de los dos únicos hombres que salen retratados en su libro: El presidente andaluz, José Antonio Griñán. El otro es el vicepresidente tercero, Manuel Chaves. Dos presencias que Orozco justificó por méritos políticos en pro de las mujeres. "Chaves fue el primero que puso en práctica la democracia paritaria en su gobierno y Griñán siguió su senda".

Presidente y periodista coincidieron en que la igualdad efectiva no es aún una realidad palpable. Por eso, Griñán, que aseguró haber leído el libro, valoró la intencionalidad de la obra. "Es un libro amable que trata de ciudadanía activa y da voz para las inconformistas". Una obra en la que Orozco conversa con mujeres "que han vivido la desigualdad y que la han derrotado". Historias "aparentemente normales", pero que en el fondo "son extraordinarias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de abril de 2010