El don de Vorace / Félix Francisco Casanova | LIBROS

Un 'hijo' de Salinger

El don de Vorace, novela publicada en 1975 cuando se ha agotado el crédito del socialrealismo hasta entonces predominante, se reedita ahora y ello permite hablar sin medida de un niño prodigio y un texto maldito. Obra espontánea, producto de los dones naturales que Casanova poseía para la escritura y enriquecida por las citas culturales que tanto le atraían, está puesta bajo la advocación de Baudelaire y es hija de su espíritu y su estética. Cuenta las peripecias de un joven de 25 años, escritor en potencia, que tras varios intentos de suicidio fracasados llega a la conclusión de que es literalmente inmortal, a pesar de que su novia-amante le exponga racionalmente lo contrario. Surge, así, el conflicto principal, un definido contraste entre el protagonista y los demás personajes. El lenguaje lírico y apasionado y el discurrir extravagante de los acontecimientos puntúan el texto de un autor obsesionado por la muerte y por el poder del artista. Creo que el nombre que inspira sobremanera a autor y personaje es el de Holden Caulfield, el protagonista de El guardián entre el centeno, por la intención, el desarrollo y el desenlace y así podemos considerar el resultado final como una indicación de cómo impactó en el joven Félix Francisco la novela de Salinger. Todo bastante interesante y suficientemente valioso para considerarlo, pero no para mitificar a un autor del que lo más importante que se puede decir es que estaba lleno de posibilidades que, desgraciadamente, se malograron.

El don de Vorace

Félix Francisco Casanova

Demipage. Madrid, 2010

255 páginas. 20 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 24 de abril de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50