Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teresa Jiménez obtiene el 100% de los votos para dirigir el PSOE granadino

El 68% de los miembros de la flamante ejecutiva provincial son nuevos

Estaba cantado, pero ayer fue la elección oficial. El PSOE de Granada tiene una nueva cúpula con la parlamentaria Teresa Jiménez a la cabeza, en sustitución del que ha sido durante 10 años secretario provincial, Francisco Álvarez de la Chica, ahora consejero de Educación en el nuevo ejecutivo de Andalucía. Jiménez es, por tanto, la única mujer en la actualidad al frente de una secretaría provincial en el PSOE andaluz.

No hubo más candidaturas y el apoyo fue unánime. El 100% de los votos emitidos por los 388 delegados que votaron -había 409 acreditados- fue de respaldo a Teresa Jiménez, que cuenta con una nueva comisión ejecutiva provincial paritaria con 20 hombres y 20 mujeres. Prescinde de la vicesecretaría general, que ocupaba Juan Manuel Fernández, ahora secretario de Política Municipal en la ejecutiva regional.

La nueva líder dice que se siente "parte" del proyecto de Álvarez de la Chica

Arropada por la mañana por la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, y por la tarde por el presidente autonómico y secretario general del PSOE de Andalucía, José Antonio Griñán, Jiménez pidió "entusiasmo" y sobre todo "compromiso" para afrontar la difícil situación económica actual, pero con el objetivo de "mirar al futuro con optimismo". La experiencia y la renovación van a ser claves en su equipo, que se siente "parte" del proyecto de Álvarez de la Chica. El 68% de los miembros de la nueva ejecutiva son nuevos, frente al 32% que repite.

Entre las incorporaciones más significativas está la del diputado provincial José Entrena, nuevo secretario de Organización. "Sin rupturas pero también sin continuismos", la nueva secretaria general del PSOE de Granada afronta unos meses de trabajo intenso de cara a las elecciones municipales, primero, y autonómicas y generales, después. Lo hará, según dijo, con "grandes dosis" de responsabilidad individual y colectiva.

Trabajadora y con habilidad para cohesionar a sus equipos, Jiménez quiso en su discurso como candidata mirar a sus orígenes políticos. Recordó que comenzó en una agrupación modesta, en la Alpujarra granadina, donde continúa siendo militante. El tiempo que estuvo al frente de la delegación del Gobierno andaluz en Granada le permitió conocer "palmo a palmo" la provincia, a la que ahora reclama que sea capaz de "mantenerse firme en sus convicciones".

La también ex consejera de Educación abogó, antes de proclamarse secretaria general del PSOE de Granada, partido del que hasta era presidenta, por crear nuevos espacios de responsabilidad para las mujeres y ofreció la posibilidad de ampliar horizontes desde el partido: "Debemos sumar a las alianzas sociales tradicionales, otras; porque en este partido todos tenemos sitio". Bajo el lema Granada puede, la nueva dirigente aseguró que el partido no debe perder la "óptica provincial", pero sí que va a huir del "localismo".

Pajín y el vicesecretario general del PSOE de Andalucía, Rafael Velasco, destacaron la "transición intachable" de la dirección provincial granadina. Palabras de reconocimiento hubo también para el secretario general saliente, del que se alabó su "trabajo y esfuerzo" para lograr la unión de un partido que hace 10 años resolvió una profunda crisis que afectó no sólo al liderazgo, sino también a la "identidad colectiva", como recordó el propio Álvarez de la Chica, cuyo informe de gestión fue aprobado por aclamación.

Su entrada en el gobierno autonómico y también la del hasta ayer número dos del PSOE de Granada, Juan Manuel Fernández, precipitó la celebración de este congreso extraordinario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de abril de 2010