Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ENTREVISTA

Jon von Tetzchner: "Opera ahorra tiempo y dinero al consumidor del Internet móvil"

"Tenemos 50 millones de internautas activos al mes que usan nuestro navegador en el ordenador", dice el fundador de Opera Software. - "Opera Mini es hasta seis veces más rápido en el iPhone"

Jon von Tetzchner (Islandia, 1967) cofundó Opera Software cuando sólo había dos navegadores: Netscape y Explorer. Cuando Internet móvil no iba ni en pañales. Quince años después Netscape no existe; Microsoft ha perdido su monopolio en un mercado más abierto a la competencia (Firefox, Chrome, Safari...) y a la Red se accede desde múltiples aparatos, de la consola al televisor. Durante este tiempo el navegador que vino del frío ha resistido la competencia feroz y se abre camino en el móvil.

Pregunta. Opera es popular en los móviles, pero no tanto en los ordenadores. ¿Se centran en la telefonía?

Respuesta. Tenemos 50 millones de internautas activos al mes que usan Opera en el ordenador. Es evidente que no somos líderes, pero queremos seguir creciendo en este mercado, donde ya somos primeros en determinadas regiones. En el móvil, sí somos los primeros. De hecho somos los número uno en múltiples aparatos conectados a Internet, salvo en el ordenador.

"La gente aún no se ha dado cuenta de que el móvil sirve para navegar en el Internet real ; que la experiencia ya no es la que ofrecía Wap, demasiado lenta".

"Nokia tiene una cuota del 40%. Microsoft no llega al 1%. No hay monopolio en el mundo de los navegadores. Safari representa el 2%"

P. Tienen una versión de Opera para iPhone que Apple ha aceptado distribuir.

R. Cualquier propietario de una tienda de aplicaciones debería estar interesado en ofrecer a sus clientes los mejores productos. Opera Mini no sólo es el navegador móvil más popular del mundo; es hasta seis veces más rápido en iPhone.

P. ¿Hay sitio para tantas tiendas de aplicaciones?

R. La competencia siempre es buena. Desde el punto de vista del consumidor lo importante es que tenga disponible toda la oferta y que sea interoperable; es decir que se entiendan entre sí. En el sector del ordenador ya se ha resuelto, pero recuerda que antes quien compraba un Mac tenías problemas para compartir documentos con un PC. En el sector del móvil es necesaria la fragmentación, pero también se tiene que apostar por los estandares abiertos de la Web.

P. ¿Qué diferencia hay entre Opera Mini y Opera Mobile?

R. En teoría, Mobile es para smartphones y Mini para móviles más sencillos, aunque hay muchos teléfonos inteligentes que también usan Mini. Opera Mobile corre íntegramente sobre el teléfono. Mini es una aplicación cliente. Es decir, es una solución cliente que comprime los datos (las páginas web) hasta un 90% para dotar de mayor velocidad a la navegación.

P. ¿Qué ventaja supone?

R. Si pagas tu tarifa de conexión a Internet móvil por los datos transmitidos, ahorras dinero. En época de crisis es importante que el navegador ahorre tiempo y dinero al consumidor. Y Mini lo hace. De hecho hemos integrado en Opera Mobile la versión Turbo, que también comprime los datos un 90% para conseguir ahorrar tiempo y dinero.

P. Opera Mini es gratis. Opera Mobile, de pago. ¿Ser gratuitos facilita llegar a una mayor audiencia?

R. Cuando das un buen producto a coste cero, evidentemente es un buen gancho que atrae al usuario final. Intentamos que la mayoría de nuestros productos sean gratuitos. La versión de prueba de Mobile, por ejemplo, se puede descargar gratuitamente.

P. ¿Por qué les cuesta tanto ganar cuota de mercado en el ordenador?

R. Muchos ordenadores ya vienen con un navegador preinstalado. Mucha gente no sabe o no se da cuenta de que se puede elegir con qué navegador se surfea Internet. Los consumidores europeos, por ejemplo, pueden elegir en Windows 7 cuál usan. El sistema, aleatorio, es una excelente decisión de la Comisión Europea, que fue muy valiente obligando a Microsoft a ofrecer alternativas al consumidor. Al final, es el más beneficiado.

P. En muchos teléfonos también viene de fábrica el navegador.

R. Cierto, pero como son limitados y lentos, la gente busque alternativas más rápidas, útiles y prácticas.

P. ¿Teme que en el sector de la telefonía una empresa abuse de su posición dominante?

R. Es un sector más distribuido. No hay un único vendedor que monopolice. Nokia, el principal fabricante, tiene una cuota de mercado del 40%. Microsoft no llega al 1%. Ni tan siquiera hay monopolio de navegadores. Safari, por ejemplo, sólo está en el iPhone y únicamente representa el 2% de la cuota de mercado global.

P. Muchos teléfonos todavía no se usan para navegar por Internet, ¿no?

R. Sin duda. Hablamos de un mercado potencial de 4.000 millones de aparatos, y que sigue creciendo. La gente aún no se ha dado cuenta de que el móvil sirve para navegar en el Internet real ; que la experiencia ya no es la que ofrecía Wap, demasiado lenta. Llevamos años batallando para que esta visión no sea así, pero cuesta cambiar las tendencias.

P. Tras 15 años al frente de Opera deja el timón. ¿De qué se siente más orgulloso?

R. De influir en la dirección que debía tomar Internet; de batallar por los estándares abiertos. La Red es demasiado importante como para dejar que unos pocos decidan cómo tenemos que acceder a ella. Ahora seré más libre y, como ingeniero, trabajaré de cerca en el desarrollo de productos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de abril de 2010