Un conductor drogado causa una colisión de 26 coches

Veintiséis vehículos se vieron afectados en la mañana de ayer por la colisión de un turismo contra la mediana en la autopista AP-9, a la altura del municipio pontevedrés de Barro. El conductor, un joven de 24 años que responde a las iniciales A.F.F.T., abandonó en un principio el lugar del suceso pero fue localizado más tarde por agentes de la Guardia Civil en Pontevedra. Pese a lo aparatoso del accidente y que los daños materiales registrados han sido cuantiosos, no se ha informado de ningún herido.

La Guardia Civil imputa al conductor un delito contra la seguridad del tráfico por conducción bajo la influencia de drogas psicotrópicas. El siniestro ocurrió en el kilómetro 117 de la citada vía a las 7.50 horas de la mañana y afectó a ambos sentidos de la circulación. El joven, que conducía un Seat Córdoba en dirección Vigo, se empotró contra la mediana y colisionó después con la señalización de la autopista. El choque esparció una lluvia de objetos sobre el otro lado de la calzada a una hora de tráfico intenso y causó pinchazos y desperfectos a un buen número de usuarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de abril de 2010.