El museo de la Fundación Stämpfli empieza a rodar

Sitges muestra sus futuros fondos de arte contemporáneo

El rastro de los neumáticos es una de las marcas de la casa del artista suizo Peter Stämpli, cuya fundación los tiene precisamente como logotipo. Sirve también como metáfora del calentamiento de motores del futuro Museo de Arte Contemporáneo de Sitges, ambicioso proyecto impulsado por el artista y su esposa, Anna Maria -que desde hace años comparten residencia entre esta localidad del Garraf y París-, que ha empezado a rodar con la inauguración de una exposición de prefiguración de la colección del futuro centro.

Las 65 obras se exhiben hasta el 23 de mayo en el edificio Miramar de Sitges y reúnen el trabajo de 54 artistas que han cedido su trabajo al nuevo museo con el objetivo de dotar a la localidad de un centro de referencia en el arte contemporáneo que complete con materiales actuales su amplia oferta cultural.

La exposición, que ha tenido como comisario a Serge Lemoine, ex director del Museo Orsay de París, reúne los trabajos de artistas como Eduardo Arroyo, Pol Bury, Erró, Philippe Cazal o Jacques Villeglé, Piotr Kowalski, Tom Carr, Jean-Jacques Lebel, Joel-Peter Witkin y Antonio Taulé. Gran parte de la selección corresponde a artistas cercanos a las corrientes del pop art europeo, en el que se enmarca también el propio Stämpli, si bien el abanico de tendencias es muy amplio.

El futuro museo, cuyas obras ya han empezado, se ubicará en la calle d'en Bosc, en pleno centro, y ocupará tres edificios. Dos son propiedad del matrimonio Stämpfli -que hace cuatro años creó una fundación para impulsar el museo, en cuyo patronato también figura el notario Lluís Jou- y un tercero, el antiguo Mercat del Peix, que ha cedido el Ayuntamiento. Se prevé que este último espacio se dedique a las exposiciones temporales.

El proyecto prevé mantener los edificios actuales haciendo que se intercomuniquen entre ellos a través de su interior. Donde las obras están más avanzadas es en uno de los edificios propiedad de Pere (así le llaman en Sitges) Stämpfli, que podría abrir sus puertas como espacio museístico en septiembre. Más adelante, se inauguraría el resto del edificio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS