Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex primer ministro laico Iyad Alaui gana las elecciones legislativas en Irak

El actual jefe de Gobierno, Nuri al Maliki, no reconoce la victoria de su rival

La lista laica del ex primer ministro Iyad Alaui, Iraquiya, ha resultado ganadora de las elecciones legislativas de Irak, lo que le da derecho a nombrar primer ministro y formar el nuevo Gobierno. Según los datos facilitados anoche por la Comisión Electoral Independiente, ese bloque ha logrado 91 de los 325 escaños del Parlamento frente a los 89 obtenidos por el Estado de la Ley del primer ministro Nuri al Maliki. La clave está ahora en que los otros grupos acepten el resultado, tal como les ha pedido el representante especial de la ONU, Ad Melkert. De momento, Al Maliki se niega a reconocer el triunfo de su rival.

"Por supuesto, no aceptamos estos resultados. No son definitivos", declaró el primer ministro saliente en una conferencia de prensa después del anuncio de la Comisión Electoral.

De acuerdo con la ley, los resultados no serán oficiales hasta que los ratifique el Tribunal Supremo. Sin embargo, ese paso debiera ser un mero trámite si, tal como anunció ayer el presidente de la Comisión Electoral, Faraj el Haidari, se han revisado la mayoría de las quejas presentadas por candidatos y formaciones políticas, en especial todas las de mayor gravedad.

Alaui, que fue jefe del Gobierno de transición entre junio 2004 y abril de 2005, quedó apartado de la escena política tras las primeras elecciones legislativas, en las que su grupo obtuvo unos resultados modestos. Entonces, muchos iraquíes le tachaban de ser una "marioneta de Estados Unidos". Sin embargo, ahora que las tropas de ese país están a punto de retirarse de Irak, vuelve a la palestra gracias a los votos de millones de árabes suníes, una comunidad que se ha sentido marginada desde el derrocamiento de Sadam Husein en 2003 y que confía en recuperar con él la cuota de poder que les corresponde.

El mandato está numérica y legalmente claro. La lista que obtiene la mayoría de los escaños elige al primer ministro y forma el nuevo Gobierno. La realidad se presenta más compleja dado que los 91 diputados de Iraquiya están muy lejos de la mayoría de 163 que se requiere en una Cámara de 325 para lograr la investidura. Alaui tendrá por lo tanto que negociar con alguno de los otros bloques que conforman la Asamblea Nacional y, a la vista de las profundas diferencias que les separan, ese proceso se presenta complicado y largo.

"Trabajaremos con todos los partidos, hayan ganado o no, para formar el próximo Gobierno", declaró Alaui a la cadena Al Sharquiya al poco de conocer los resultados. El flamante ganador también hizo un gesto hacia todos los países vecinos de Irak, a los que tendió la mano para mantener "relaciones positivas y de no injerencia en los asuntos internos".

De acuerdo con fuentes periodísticas iraquíes, el líder de Iraquiya ya había empezado a tantear a Masud Barzani, uno de los dos dirigentes de la Alianza Kurda, con vistas a una eventual coalición. Sin embargo, un pacto con los kurdos plantearía enormes tensiones a varios de los grupos clave de los 45 que forman su bloque, árabes suníes muy nacionalistas que ven con extremo recelo las ambiciones territoriales kurdas en Kirkuk y Nínive. Las quinielas descartan arreglos con cualquiera de los integrantes de la Alianza Nacional Iraquí, cuyo confesionalismo chií choca frontalmente con el discurso laico que ha mantenido Iraquiya. También resulta harto improbable que Alaui pueda entenderse con el derrotado Al Maliki.

Con todo, lo que más preocupa a los observadores es el efecto que el triunfo de Alaui pueda tener en Irán, al que ven poco inclinado a aceptar por las buenas un Gobierno más orientado hacia sus vecinos árabes que hacia el gran patrón de los chiíes. Los más alarmistas ya han empezado a anunciar la vuelta de los escuadrones de la muerte a las calles de Bagdad. En definitiva, que como ha expresado gráficamente algún comentarista, Irak se parece al famoso cubo de Rubik en el que el avance que se consigue con cada giro en una cara causa más problemas en el resto.

En previsión de incidentes, las fuerzas de seguridad se desplegaron ayer por todos los barrios de Bagdad. "Hemos reforzado los controles para tranquilizar a la población", declaró el portavoz del plan de seguridad de la capital, el general Qasem al Musawi, citado por las agencias de prensa. Poco antes de la hora prevista para el anuncio de los resultados, dos atentados causaron 42 muertos y 65 heridos en Diyala, una provincia de población mixta suní y chií colindante con la capital.

Los resultados

- La lista de Iyad Alaui, Iraquiya, obtuvo 91 escaños frente a los 89 de la coalición Estado de la Ley, encabezada por el primer ministro Nuri al Maliki. La Alianza Nacional Iraquí, el bloque chií, ganó 70 diputados.

- La lista que consigue la mayoría de 163 de los 325 escaños de la Asamblea Nacional elige al primer ministro.

- El ex primer ministro Alaui tendrá que buscar alianzas con las otras fuerzas para poder gobernar en Irak.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de marzo de 2010

Más información