Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tarjeta roja europea al maltrato

Los ministros de igualdad piden elevar la tasa de empleo femenina al 75%

La foto de familia de la reunión de ministros europeos que se celebró ayer en Valencia se alejó de la tradicional imagen aburrida y seria que se suele repetir en estos encuentros. Los 27 responsables de igualdad de la UE posaron con una tarjeta roja en la mano y se sumaron de esta forma a la campaña Tarjeta roja al maltratador que impulsa el Ministerio de Igualdad, que dirige Bibiana Aído, contra la violencia machista.

El gesto era un reconocimiento, como apuntó la ministra belga, Joëlle Milquet, al esfuerzo hecho por España en su presidencia semestral por llevar la lucha contra la violencia de género a primera línea. Éste ha sido el acento español en el esfuerzo de poner la igualdad "en el eje de la acción política en Europa" que impulsa la presidencia española, así como la belga (julio-diciembre 2010) y húngara (enero 2011-junio 2011). La presidencia belga, que sucederá a la española, pondrá sus esfuerzos en combatir la brecha salarial que existe entre los europeos y las europeas, mientras que la húngara se volcará en la adopción de medidas para la conciliación de la vida familiar y laboral.

El trío de presidentas propuso ayer que la nueva estrategia de crecimiento económico 2020 de la UE, que se aprobará el mes de junio, incluya el objetivo de situar la tasa de empleo femenino en el 75%.

El Trío de Presidencias sobre la igualdad entre mujeres y hombres, del que forman parte la ministra española, Bibiana Aído; la belga, Joëlle Milquet; y la húngara, Edit Rauhl, recogieron en su catálogo de peticiones "proponer objetivos y programas" dirigidos a alcanzar la tasa de empleo femenino del 75%, para dejar la "sustancial diferencia" de 13 puntos que separa en Europa la tasa de empleo masculina (76%) de la femenina (63%).

La declaración también hace alusión a la necesidad de luchar contra los estereotipos de género o a la importancia de "intensificar la corresponsabilidad entre hombres y mujeres en el ámbito privado". Junto a ello, incide en alentar el acceso de mujeres a puestos de responsabilidad y desarrollar la estrategia europea contra el maltrato.

La ministra de Bélgica incidió en la necesidad de reducir la diferencia de salario entre trabajadores y trabajadoras hasta dejarla entre el 0% y el 0,5% en 2020 frente al 17,5% de media europea actual. En una comparecencia conjunta con sus homólogas española y húngara, Joëlle Milquet indicó que tratarán de que en junio existan ya "orientaciones muy claras" dirigidas al cumplimiento de estos objetivos.

"Máxima prioridad"

Aído destacó los esfuerzos de los tres países en dar "la máxima prioridad" al principio de igualdad en todas las políticas de la UE e introducir la perspectiva de género a la hora de abordar la estrategia política de la futura Europa, centrada en el empleo, la inversión, el cambio climático, la educación y la pobreza. Incorporar esta perspectiva en la estrategia Europa 2020 "es urgente" apuntó Milquet, porque el borrador actual tiene "lagunas" sobre estos temas.

Las jornadas que concluyeron ayer sirvieron de prólogo al

V Encuentro mujeres por un mundo mejor, que se celebra en Valencia este fin de semana. Unas 400 mujeres dirigirán sus miradas a África y abordarán cuestiones relacionadas con la educación, la sanidad, la representación de las mujeres en los ámbitos de poder y el desarrollo económico. La reina Sofía asistrirá al acto inaugural de hoy.

A última hora de ayer, Aído se entrevistó con sindicalistas de Intersindical Valenciana en Ràdio Televisió Valenciana, que le explicaron el caso de acoso sexual a tres periodistas, informa Lydia Garrido. La ministra les ofreció asesoramiento para elaborar un protocolo contra el acoso sexual y les pidió que trasladaran a las víctimas su disposición para todo lo que puedan necesitar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de marzo de 2010