Análisis:DESDE EL PARQUÉ | MercadosAnálisis
i

Los problemas se centran en el sur

Las agencias de calificación de deuda están extremando sus criterios con los países del sur europeo y ayer Fitch rebajó el rango a Portugal, lo que provocó la caída de la Bolsa española.

Las dudas e incertidumbres de los días anteriores se convirtieron en una amenaza directa para los inversores, a juzgar por su reacción, que hizo caer al Ibex 35 un 2,26% en muy poco tiempo.

La sesión abrió con un nuevo intento de superar el listón de los 11.000 puntos, lo cual se consiguió sin demasiado esfuerzo por parte de los compradores. La noticia de la rebaja en la calificación de la deuda de Portugal cayó como un jarro de agua fría y el papel apretó de firme, hasta llevar al Ibex 35 a los 10.747,50 puntos. Desde ese momento, se pusieron en marcha los mecanismos correctores del mercado, que algunos consideran naturales, y que se resumen en los tanteos de la inversión a corto para aprovechar unos precios razonablemente atractivos. La jornada se cerró con un tono menos negativo y el principal índice del mercado español perdió tan sólo el 1,18% para quedar en 10.866,30 puntos.

Más información

Tal y como ha sucedido cada vez que el mercado ha sufrido una corrección importante, el interés se ha centrado en los niveles de soporte y en su capacidad de aguante. En ese sentido, no parece que por el momento el movimiento lateral corra ningún peligro, aunque sí que queda en evidencia la posibilidad de adoptar el ritmo del resto de los mercados.

El Ibex 35 es, con mucho, el índice que peores resultados ofrece entre los grandes mercados, con una caída del 8,99% al cierre de ayer, frente a avances que llegan hasta el 4,90% de la Bolsa de Londres. París y Francfort se mantienen con ganancias, aunque bastante limitadas al haberles afectado también los últimos problemas con la solvencia de algunos países de la eurozona.

Los indicadores publicados ayer animaron a las grandes plazas europeas, con la excepción del mercado español. El índice de confianza empresarial sigue subiendo en Alemania, aunque los datos de actividad no refrendan ese optimismo, pero Francfort cerró la sesión en positivo.

En Estados Unidos se recibió mal la caída en la venta de viviendas nuevas del mes de febrero, con un 2,2% mensual y el 13% en tasa interanual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 25 de marzo de 2010.