Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:28ª jornada de Liga

Yeste vuelve a la Liga dos meses después

El jugador, ante una difícil renovación en el Athletic

Que Fran Yeste no iba a pasar jamás desapercibido se sabe desde que llegó al Athletic con 11 años. Hay muchas anécdotas que ilustran su personalidad desde edades muy tempranas. No iba a ser un jugador fácil ni para los rivales ni para sus rectores. Ahora, en el último tramo de su trayectoria (tiene 31 años) no iba a traicionar ni su pasado ni su personalidad. Desaparecido de las convocatorias desde la eliminación europea por el Anderlecht en Bruselas hace un mes, Fran Yeste vuelve a estar incluido entre los 18 que acuden hoy al Vicente Calderón con la intención de afianzar la posición europea del Athletic que, tras los tropiezos del Sevilla, le animan incluso a pelear por Liga de Campeones.

Una lesión fue la explicación oficial de las ausencias de Yeste de las sucesivas listas de Caparrós, pero lo cierto es que el jugador de más talento surgido de Lezama desde Julen Guerrero está en la encrucijada. Perseguido por sus extrañas actitudes en el campo (expulsiones absurdas, falta de carácter), Caparrós ha utilizado el palo y la zanahoria con dudoso resultado. Ahora, además, Yeste afronta una renovación cada vez más complicada en la que el Athletic juega a la baja y el jugador se niega a dar su brazo a torcer. Hoy en día, Yeste está más fuera que dentro del Athletic la próxima temporada aunque todo puede cambiar en un instante.

Europa, el objetivo

Antes, Fran Yeste debe reivindicarse como futbolista en el terreno de juego donde otros jugadores le han adelantado por la izquierda (Gabilondo, Muniain, Susaeta), rebajando su jerarquía. La oportunidad podría empezar a tenerla hoy en el Calderón, aunque difícilmente formará en el once inicial que se enfrente al Atlético. Su último partido en Liga data del 31 de enero, frente al Espanyol en Cornellà-El Prat. Demasiado tiempo como para requerir un puesto entre los elegidos, aunque Orbaiz cumpla una sanción de dos partidos por su expulsión frente al Getafe.

La estrella de Yeste ilumina poco y de forma intermitente en el Athletic, hasta el punto de que el debate sobre su renovación, antes incuestionable, ahora tiene partidarios y detractores.

Pero Caparrós sabe que el partido de hoy tiene más valor que los tres puntos en juego. Ahora, más que nunca, se está jugando la cuarta plaza de la Liga. Y para esa pelea necesita a todos. Incluido Yeste.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 2010