Pascal y Descartes dialogan en Sevilla

La razón se abría camino en un mundo invadido por las creencias atávicas y la miseria en el siglo XVII. El Estado absolutista marcó esta época en Francia, que alcanzó el rango de gran potencia. Es el tiempo de Luis XIII y Luis XIV, de Richelieu y Mazarino. Descartes y Pascal, dos autores decisivos en la historia del pensamiento, se encontraron el 24 de septiembre de 1647 en un convento parisino.

Su entrevista duró varias horas. Ninguno dejó constancia de los asuntos que trataron. Esto permitió al dramaturgo Jean-Claude Brisville imaginar qué ideas intercambiaron dos mentes poderosas. O mejor dicho, un Descartes de 51 años y un Pascal veinteañero, que ya había ideado una máquina aritmética antecedente de los ordenadores actuales. Éste es el planteamiento de El encuentro de Descartes con Pascal joven, de Jean-Claude Brisville.

La obra se estrena hoy en el Teatro Lope de Vega de Sevilla y estará también en cartel mañana viernes y el sábado. La dirección corre a cargo de Josep Maria Flotats, que también encarna a Descartes. Albert Triola interpreta a Pascal.

Flotats insistió ayer en que, pese a discrepar en su visión del mundo, los dos filósofos entablan un diálogo marcado por el respeto mutuo. "Esos dos hombres están al margen de la sociedad. Son políticamente muy incorrectos", explicó el director teatral.

"Debaten, dialogan, se escuchan y se respetan. Eso es una cosa hoy en día inexistente. La mayoría de los debates de las televisiones son monólogos simultáneos. Y cuando terminan nadie se ha enterado de lo que ha dicho el otro. Y todo sigue igual", afirmó Flotats.

La obra de Brisville ha alcanzado las 250 representaciones en una larga andadura iniciada en el Teatro Español de Madrid. "La genialidad es accesible a cualquier espectador. Es el placer de escuchar a dos hombres brillantísimos e inteligentísimos con alto lenguaje, pero accesible a todos", resumió Flotats.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS