Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El médico de Jackson paró su reanimación para ocultar medicinas

Más sobre el caso Jackson. Y no son precisamente buenas noticias para el médico personal del cantante. Conrad Murray dejó de realizar el masaje cardiaco que necesitaba el rey del pop tras entrar en parada respiratoria debido a una sobredosis de fármacos, ya que dirigió sus esfuerzos en recoger y hacer desaparecer varios botes de pastillas que estaban en la habitación. La información la acaba de aportar Alberto Álvarez, al frente del grupo de asistentes de Jackson, y la ha hecho pública la agencia Associated Press.

Álvarez fue avisado por otro empleado de que el cantante no estaba bien, por lo que corrió hasta su dormitorio, donde le encontró tendido sobre la cama, con los brazos extendidos, la boca abierta y los ojos en blanco. Junto a Jackson estaba Murray, que intentaba reanimarle con una mano. Con la otra recogía las medicinas, lo que para la fiscalía es la prueba de que el médico intentaba ocultar las pruebas que lo acusarían de homicidio no premeditado.

A la pregunta de Álvarez de qué había pasado, el médico repuso: "Ha tenido una reacción, una mala reacción".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de marzo de 2010