Blanco pide al PSOE canario que zanje su debate interno y conquiste votos

El nuevo líder regional del partido ficha a tres imputados por corrupción

El vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, envió ayer a sus compañeros socialistas canarios un doble mensaje exigente, tras la elección de su nuevo líder regional, José Miguel Pérez: "Un debate no divide; enriquece, pero, a partir de este momento se acabó el debate". Y hay que trabajar más fuera de la organización, en la sociedad, porque a los ciudadanos "hay que darles razones" para que voten al PSOE, añadió.

Blanco animó, en la clausura del congreso extraordinario, a los dirigentes y militantes de su partido a hacer las mejores listas en las próximas elecciones autonómicas y municipales y a esforzarse en llegar pronto al Gobierno porque en Canarias "se está formando una gran burbuja. La burbuja del 30% de desempleo".

Más información
"No descarto un pacto con el PP para sanear la vida pública canaria"

El mensaje de Blanco dirigido al interior de la organización socialista estaba relacionado con las disputas para acceder al liderazgo tras la renuncia del eurodiputado Juan Fernando López Aguilar. José Miguel Pérez, presidente del Cabildo de Gran Canaria, fue elegido en la madrugada de ayer su sustituto en la secretaría general por sólo 21 votos de diferencia sobre su rival, Manuel Marcos Pérez, veterano socialista y cuyo discurso, en la noche del sábado, arrancó la mayor ovación del congreso celebrado este fin de semana.

Delitos urbanísticos

En su ejecutiva regional, Pérez sólo ha incorporado a un miembro de la lista rival. En su equipo, rescata para la política local al ex secretario de Estado de Justicia Julio Pérez y a Francisco Hernández Spínola, ex portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, que dimitió por divergencias con López Aguilar. También ha incluido a tres imputados en casos de supuesta corrupción urbanística: José Luis Delgado, Ana Lupe Mora y Juan José Dorta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En su primer discurso como máximo dirigente del PSOE canario, José Miguel Pérez se comprometió a no dar tregua al Gobierno regional, formado por Coalición Canaria y el Partido Popular, y aseguró que el Gabinete no encontrará en los socialistas "ni blandenguería ni comprensión hacia su fracaso". Porque no se puede dar tregua, argumentó, a un Ejecutivo "que no hace suyas las oportunidades que tiene Canarias". Además, recriminó a quienes desde el poder "han convertido la democracia en un ejercicio clientelar", al cambiar votos por favores, una práctica "que destroza a la sociedad".

Pedro Zerolo y José Blanco conversan con el nuevo líder del PSOE canario, José Miguel Pérez (centro).
Pedro Zerolo y José Blanco conversan con el nuevo líder del PSOE canario, José Miguel Pérez (centro).EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS