Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El enfado de Winnie

La ex esposa de Mandela afirma que Nadira Naipaul es una "charlatana" que se ha inventado una entrevista con ella

"No concedí entrevista de ningún tipo a la señora Naipaul", escribía ayer Winnie Madikizela-Mandela en el Sunday Times, el periódico dominical surafricano de mayor tirada. "La señora Naipaul es una mentirosa y un fraude". "Ahora me toca a mí deshacer el daño que la señora Naipaul, una charlatana y una impostora, ha ocasionado con su libelo". La ex esposa de Nelson Mandela está furiosa y niega con rotundidad haber accedido a una entrevista con Nadira Naipaul que se publicó la semana pasada en el diario londinense London Evening Standard y en la que la luchadora antiapartheid arremete contra su ex marido por haber "defraudado" a la población negra con un "acuerdo nefasto" en la transición del apartheid a la democracia parlamentaria, "en la que económicamente todavía estamos excluidos".

Niega haber dicho que el líder africano había "defraudado a los negros"

En dicha entrevista, realizada durante una visita de Nadira Naipaul y su marido, el premio Nobel de Literatura en 2001 V. S. Naipaul, a Soweto, el gueto de Johanesburgo donde reside Winnie Mandela, ésta aseguró no poder perdonar a Nelson Mandela "por haber recogido el Premio Nobel de la Paz con su carcelero De Klerk" (el premio fue compartido por los dos presidentes surafricanos en 1993). Y añade que nunca debería haber accedido a la "charada" de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, abanderada por el también premio Nobel de la Paz, arzobispo Desmond Tutu, "a quien dije que él y cretinos como él estaban ahora sentados allí gracias a nuestra lucha y gracias a mí, por las cosas que yo y gente como yo habíamos hecho para conseguir la libertad". Para Winnie Madikizela-Mandela, su ex marido se ha convertido en una corporación, "al que conducen por el mundo para recoger dinero y él está satisfecho con ello", y que "entró en la cárcel como un revolucionario y mira cómo salió".

El Evening Standard asegura por su parte que la entrevista sí existió como tal y aporta una fotografía del matrimonio Naipaul con Madikizela-Mandela, aunque no informa sobre si ella creía que se trataba de una conversación informal off the record (como parece ser, aunque la ofendida asegura que el contenido es inventado, "una imaginación maliciosa"). La ex esposa de Madiba (apelativo cariñoso para el primer presidente surafricano negro) aseguró ayer que se había puesto ya en contacto con Desmond Tutu y que iba a hacer lo mismo con Nelson Mandela y su actual mujer, Graça Machel, para aclarar la situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de marzo de 2010