Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT alerta de una cadena de despidos en la automoción

Los despidos vuelven a planear sobre la industria auxiliar gallega del motor. Ocurrió a finales del 2008, cuando la factoría de Citroën en Vigo se vio obligada a ajustar drásticamente su producción en plena crisis. Puede volver a suceder ahora que el fabricante ha anunciado que dejará de ensamblar el 40% de sus monovolúmenes.

"Es imposible que no pase nada con los proveedores", señaló ayer Rubén Pérez, de UGT. La decisión de PSA de suspender desde abril el 40% en una de sus dos líneas ha dejado temblando a pymes como Antolín y otras que dependen de Citroën para colocar sus productos.

Los sindicatos reconocen que, en épocas de bonanza, no trabajaron lo suficiente para articular medidas de flexibilidad (como la reducción de la jornada o una bolsa que acumule horas de trabajo) para afrontar lo que viene encima. Intuyen ahora que quien lo va a pagar son los empleados temporales. Entre un 17% y un 20% de las plantillas tienen contratos con fecha de extinción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de marzo de 2010