Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC censura a Ernest Maragall por criticar el tripartito

Al entorno de José Montilla se le acaba la paciencia. Las críticas al tripartito catalán que los últimos días han proferido consejeros socialistas del propio Gobierno encabezados por Ernest Maragall y Antoni Castells provocaron ayer la primera reacción tangible por parte del núcleo de dirección. El viceprimer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) y uno de los más estrechos colaboradores del presidente de la Generalitat, Miquel Iceta, pidió a todos los socialistas que no renieguen de la actual coalición de gobierno. "No construiremos el futuro criticando el tripartito, sino aprovechando los sólidos cimientos que se han puesto los últimos años", escribió Iceta en su blog la víspera de la reunión de la ejecutiva del PSC que se celebra hoy.

Hasta ahora la dirección del PSC ha tratado de responder a sus consejeros díscolos con respuestas de bajo tono y evitando el enfrentamiento directo para no dar más alas a un sector que considera minoritario y en clara recesión. Pero la reiteración de las críticas y el combustible que están dando a la oposición han disparado los nervios.

La gota que colmó el vaso fue el artículo que ayer firmaba en La Vanguardia Ernest Maragall, en el que lejos de retractarse de sus declaraciones sobre la "fatiga" del tripartito, las apuntalaba asegurando que el Gobierno de Montilla "renunció hace tiempo a encarnar un proyecto integral de país". Además, Maragall sostiene que el tripartito "ya no tiene vigencia política más allá de su mandato actual".

"Balance muy positivo"

La respuesta de Iceta no se hizo esperar. "Los socialistas hacemos un balance muy positivo de los gobiernos catalanistas y de izquierdas presididos por Pasqual Maragall y José Montilla, y es precisamente desde esta valoración que estableceremos nuestro proyecto de futuro".

Las críticas de Maragall al tripartito han causado consternación en el PSC, que las ve como un ataque al partido a nueve meses de las autonómicas. De ahí que el viceprimer secretario de los socialistas catalanes señale que el reto a afrontar ahora es "explicar a los ciudadanos el mucho trabajo realizado entre 2004 y 2010". Y, dirigiéndose implícitamente a los consejeros críticos con el tripartito, dice que en el trabajo de explicación "deberán participar de forma bien destacada los miembros del Gobierno, que tienen que estar legítimamente orgullosos de la labor realizada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de febrero de 2010