Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 87% de los policías en edad de jubilarse continúa en activo

Llegada la edad en la que pueden optar por ley a la jubilación, la mayoría de los policías nacionales deciden seguir en activo. Y cada vez más. Según datos no oficiales obtenidos de fuentes policiales, el 87,4% de los agentes en edad de retiro continuó trabajando en 2009 (frente a un 83,13% en 2008) antes que pasar a la segunda actividad, un paso previo a la jubilación al que pueden acogerse estos funcionarios.

Los agentes tienen derecho a entrar a la segunda actividad (puestos de oficina o gestión), pero el momento de acceder a ella depende tanto de la escala a la que pertenecen como de la categoría. Lo pueden hacer desde los 55 hasta los 62 años.

El 98,3% de la Escala Superior (comisarios principales y comisarios) permaneció prestando servicio en 2009 antes que retirarse, al igual que el 97,9% de la Escala Ejecutiva (inspectores jefe e inspectores), el 96,4% de la Escala de Subinspección (subinspectores) y el 82,93% de la Escala Básica (oficiales y policías). Este último dato es muy significativo, ya que muestra un aumento de más de cinco puntos respecto a 2008 (77,61%). Las comparaciones indican que en 2009 hubo más oficiales y policías que siguieron en activo que hace dos años.

Hay dos factores que explican esta tendencia: que cada vez se extiende más la vida útil de los agentes y, quizá el más importante, la diferencia salarial entre la segunda actividad y el retiro. Dependiendo de cada caso, la segunda actividad puede suponer, por ejemplo, hasta 800 euros menos en la nómina de un policía.

La segunda actividad tiene dos vertientes: con destino (en oficina) y sin destino (justo la etapa previa a la jubilación).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de febrero de 2010