El IPC repunta al 1% en enero por el petróleo

El petróleo vuelve a tirar de la inflación. En enero, la tasa interanual del IPC remontó dos décimas hasta situarse en el 1% y encadena tres meses de subidas. Se aleja así un poco más el insólito periodo de descensos en los precios de consumo (no había ocurrido nada igual desde 1952) que vivió la economía española entre marzo y octubre del año pasado. Los datos del Instituto Nacional de Estadística confirman además el fin de otra anomalía: el índice armonizado (1,1%) ya no está por debajo de la media de la zona euro, como había ocurrido desde finales de 2008.

"Hay una corrección al alza de los precios que consolida la inflación interanual en tasas ligeramente positivas", afirmó el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, quien pronosticó un crecimiento moderado para el resto del año. La inflación subyacente, sin embargo, se resiste a certificar que los precios del consumo vuelven a la normalidad. En enero, este índice, que excluye del cálculo a productos energéticos y alimentos frescos por su volatilidad, dio marcha atrás (la tasa interanual pasó del 0,3% al 0,1%). Y, de nuevo, si se descontara el efecto de la subida de impuestos sobre el tabaco, estaría en territorio negativo.

Campa achacó en conferencia de prensa el estancamiento de la inflación subyacente a la evolución del precio de los bienes de consumo duradero (muy marcada por las ayudas a la venta de coches) y a una rebaja en vestido y calzado "algo mayor de lo habitual". Los descuentos en el textil explican "en su totalidad" el retroceso de los precios en tasa mensual (el IPC se dejó un 1% respecto a diciembre), aunque en tasa interanual el recorte (-1,1%) es menor que en enero del año pasado (-1,7%). Y destacó la "ventaja competitiva" que supone que el índice que aglutina "a los componentes más estables de la inflación" esté aún por debajo (seis décimas) de la media europea.

Los datos dan también pie a una lectura menos amable. Sólo el grupo del transporte -el petróleo cotizó a una media de 55 euros, lo que eleva la tasa interanual de los combustibles al 14%- y de la vivienda -por el precio de la calefacción- registran subidas apreciables. En el resto de grupos hay incrementos muy moderados o retrocesos, un indicador de que la recuperación del gasto de las familias es aún muy endeble. "El consumo no está creciendo a tasas muy positivas, pero sí hay un comportamiento estable de los precios que aleja el escenario más peligroso, la deflación", terció Campa.

Pese a las equívocas señales del consumo privado, el secretario de Estado de Economía insistió en que el crecimiento -España es la única economía del G-20 que sigue en recesión- está a la vuelta de la esquina, un mensaje que ya lanzaron esta semana el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la vicepresidenta económica, Elena Salgado. Pero a diferencia de Salgado, que apostó por una tasa intertrimestral positiva del PIB en el primer semestre, Campa prefirió ser menos preciso: "Nuestra previsión es que habrá crecimiento en el primer semestre y que la recuperación será suave pero consistente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de febrero de 2010.

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50