Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cerámica destruye un 21% de su empleo pero no disuelve empresas

"Ya no es tiempo de hablar de partidos, es momento de hablar de país"

El sector cerámico español, concentrado en un 95% en la provincia de Castellón, destruyó 4.600 empleos a lo largo de 2009, un 21% del total de trabajadores empleados a principios del año, según datos que ofreció ayer Pedro Riaza, secretario general de Ascer, la patronal del sector. A final de 2009, las empresas asociadas a Ascer empleaban a 17.700 trabajadores. "La destrucción de empleo espero, confío, que haya terminado", comentó Riaza. También masculló: "2008 fue peor". Pero los datos no se corresponden con ese comentario. Fuentes de CC OO estiman que en 2008 se destruyeron unos 1.800 empleos.

El "ajuste" en términos de empleo contrasta, sin embargo, con un número "sorprendente" de "escasas disoluciones" de empresas. "Muchos industriales han cesado la actividad, pero es escasísimo el número de empresas que desaparecen", añadió Riaza.

Piñón: "Sufrimos una insoportable e injustificada falta de liquidez"

La caída en picado del mercado español durante los dos últimos ejercicios explica la destrucción de empleo. En 2009, las ventas nacionales cayeron un 36%. El mercado exterior representa ya dos tercios de la facturación conjunta del sector.

Carlos Cabrera, vicepresidente de Ascer, reclamó algún tipo de ayuda pública a la reconstrucción o la rehabilitación de vivienda -"merecemos que se reconozca nuestro esfuerzo"- para favorecer al sector cerámico y a todos los relacionados con el equipamiento del hogar. Y expresó el desencanto de los industriales hacia los políticos: "Las palabras animan, pero el sector necesita ayudas concretas de las administraciones ya. Echamos de menos la coordinación de los planes de impulso y los mensajes. Ya no es tiempo de hablar de partidos, es momento de hablar de país".

Joaquín Piñón, presidente de Ascer, concedió que "2009 ha sido uno de los años más difíciles y complejos para la cerámica en mucho tiempo. Se ha producido un retroceso en las ventas a nuestros mercados estratégicos", que siguen siendo Francia, Reino Unido, Arabia Saudí, Alemania o Estados Unidos.

Piñón superpuso a la caída de las ventas "una insoportable falta de liquidez, en muchos casos de forma injustificada, que se extiende a la ausencia de cobertura para las exportaciones". Ni los bancos prestan dinero ni las sociedades de garantía aseguran las exportaciones. Sin embargo, los industriales del azulejo vendieron el grueso de su producción en más de 180 países. "Nuestra dependencia de la construcción no es tanta porque vendemos fuera", declaró el presidente de Ascer. Y aportó un dato para el optimismo: "Sólo importamos el 7% del consumo nacional. Somos el sector que más contribuye en superávit de la balanza comercial con un volumen de exportación que representa el 1,3% del total".

Un ajuste equívoco

- La facturación de los industriales agrupados en Ascer, la patronal del sector cerámico, fue de 2.600 millones de euros, una caída del 29% respecto a 2008. 940 millones se vendieron en España y 1.660 en 180 países.

- La destrucción de empleo afectó a 4.600 trabajadores a lo largo de 2009. El sector cerámico empleaba a finales del ejercicio a un total de 17.700 trabajadores.

- Muchas empresas han renunciado a producir pero el número de sociedades que han optado por la disolución es "sorprendentemente escaso", según el secretario de Ascer.

- El mercado nacional apenas importa el 7% de su consumo total. Es el sector que más contribuye al superávit comercial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de febrero de 2010

Más información