Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pugna en el PSOE canario para sustituir a López Aguilar

El presidente del Cabildo de Gran Canaria y secretario general del PSOE en esa isla, José Miguel Pérez, y el senador y ex diputado del Común [defensor del Pueblo] Arcadio Díaz Tejera ya se han postulado como candidatos para sustituir a Juan Fernando López Aguilar en la secretaría general del partido en las Islas Canarias. Éste anunció hace tres semanas que abandonará la dirección y no encabezará la lista socialista en las elecciones autonómicas de 2011.

Ayer, la parlamentaria canaria Rita Isabel Gómez apostó por un tercer aspirante que aún no ha presentado su candidatura: el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Manuel Marcos Pérez. Para solventar la crisis de liderazgo en la fuerza política más votada en las islas -el último sociobarómetro del Consejo Económico y Social, con más de 3.000 entrevistas, le sigue dando mayoría-, los socialistas han convocado un congreso extraordinario para el 20 y 21 de marzo.

Se va a celebrar en unas fechas en las que se había recomendado la máxima paz política, por tratarse del periodo de presidencia española de la UE, y posponer cualquier decisión de estas características para después de junio. "Pero la situación orgánica en Canarias aconseja cerrar cuanto antes esta herida", coinciden diversos dirigentes socialistas.

El Valle de los Caídos

El pasado enero, el alcalde de Las Palmas y presidente del PSOE canario, Jerónimo Saavedra, disparó con calibre grueso contra López Aguilar: "Decir que 'me voy pero sigo' me recuerda a un régimen no democrático del pasado. Había un señor que decía que 'detrás de mí, seguiré yo gobernando'. Pues, en fin, está en el Valle de los Caídos". La secretaria de Justicia de los socialistas canarios, Sandra Rodríguez, contestó que "Saavedra se ha convertido en un auténtico valor de la derecha canaria" y que ofrece argumentos a los contrincantes para agredir al PSOE.

Por su parte, el pasado sábado López Aguilar contestó también con dureza a su antiguo mentor: "No me agazaparé en entrecomillados innominados para malmeter contra el partido. Nadie me verá servir al adversario ni hacer el caldo gordo a la derecha".

Los socialistas quieren ahora dejar de tener protagonismo por esas trifulcas sobre su liderazgo, y centrar todo el esfuerzo en combatir el pacto entre Coalición Canaria y el PP, vigente en el archipiélago durante los últimos 15 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de febrero de 2010