Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Dick McGuire, una leyenda de los Knicks

Fue un excepcional base y entrenó a Phil Jackson, técnico de los Lakers

La historia de los Knicks perdió el pasado día 3 de febrero a uno de sus mejores representantes. Dick McGuire, a sus 84 años, lo había sido casi todo para la franquicia de Nueva York, desde jugador a directivo, pasando por entrenador y detector de talentos. Fue, por ejemplo, el primer entrenador en la NBA de Phil Jackson, el ahora técnico de los Lakers y ex jugador de los Knicks, y fue también el máximo responsable de la elección en el draft de Mark Jackson, uno de los mejores jugadores que han pasado por los Knicks. "Formó parte de esto, casi como los ladrillos del Madison Square Garden, y no conozco a nadie en la Liga como él", dijo consternado el presidente de la franquicia, Donnie Walsh.

McGuire, a quien también se le conocía como Tricky Dick o Dick the Knick, nació en 1926 en el Bronx. Tras su paso por la Universidad de St. John's fue elegido en el séptimo puesto del draft de 1949 por los Knicks. Era un base excepcional que consiguió el mejor registro de asistencias con una marca de 2.950 que todavía permanece como la tercera mejor en la historia de los Knicks.

Con su brillante y altruista forma de jugar condujo a su equipo a tres finales consecutivas de la NBA desde 1951 a 1953 y fue elegido cinco veces All Star. Estuvo con los Knicks durante ocho temporadas y concluyó su carrera jugando tres temporadas más en los Pistons de Detroit.

Regresó a los Knicks para ejercer como entrenador ayudante, primer entrenador y ojeador. En 1992 fue retirado el dorsal número 15 que lució durante su carrera e ingresó en el Naismith Memorial Hall de la Fama, reservado sólo para las grandes leyendas y los más notables jugadores de la NBA. David Stern, el comisionado de la Liga, lo ensalzó afirmando: "Como una de sus primeras superestrellas, Dick fue un instrumento para los éxitos iniciales de la NBA. Sirvió lealmente a los Knicks en varios frentes".

"Dick fue único", afirmó el ex legendario entrenador de St. John's Lou Carenesecca. "Fue un gran jugador y entrenador y una magnífica persona. Todo el mundo del baloncesto lo echará de menos". McGuire todavía ejercía funciones como consejero de los Knicks hasta su fallecimiento, por causas naturales, en el hospital Huntington de Long Island.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de febrero de 2010