Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las centrales nacionalistas rechazan pactar un frente con CCOO y UGT contra Zapatero

Los sindicatos nacionalistas ELA y LAB no van a aceptar la propuesta de CCOO de crear un frente común contra las reformas laborales que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zaopatero quiere impulsar en materia de pensiones. El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, respondió ayer que es imposible la unidad con quienes "usurpan" la representatividad que le corresponde a ELA en organismos como el CES y el CRL, "ni con quienes dan cobertura a un lehendakari que ha perdido el sentido de la realidad".

El secretario general de CCOO en Euskadi, Unai Sordo, planteó a los sindicatos nacionalistas la posibilidad de convocar acciones unitarias ante la gravedad de algunos de los asuntos que el Ejecutivo central ha planteado dentro del debate de una eventual reforma de las pensiones.

Muñoz recordó que "la mayoría sindical" que conforman los sindicatos nacionalistas ya convocó una huelga general contra el Gobierno el pasado 21 de mayo, apenas unos días después de la toma de posesión del Gabinete de Patxi López, protesta que tuvo escaso seguimiento. "La movilización fue respondida con una hostilidad tremenda por parte del sindicalismo español", criticó.

A renglón seguido, Muñoz descalificó a CCOO y UGT por hacer "seguidismo" del Ejecutivo vasco y participar en las mesas de diálogo social con la patronal. "El sindicalismo español debe concluir si funciona para algo ese esperpento al que llaman diálogo social", sostuvo, y acto seguido emplazó a sus dirigentes a que se separen de un lehendakari que "ha perdido el sentido de la realidad".

Para Muñoz, no es de recibo plantear la constitución de una mesa de notables que incluya "a una persona como el ex directivo del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, que tiene una pensión de tres millones de euros".

El secretario general de ELA también cargó contra el máximo representante de UGT en la comunidad autónoma, Dámaso Casado, por criticar que "el Gobierno vasco está muy con la patronal", pero no actuar en consecuencia. "No se pueden hacer esas declaraciones y, a la vez, sacarse fotos con los gobiernos a los que critica", remató el dirigente de la central abertzale.

ELA defiende "dignificar" las prestaciones del sistema de la Seguridad Social, y aumentar los salarios como vía para mejorar las pensiones. Pero además reivindica la capacidad de Euskadi para gestionar y decidir sobre los fondos de la Seguridad Social correspondientes a los empleados vascos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de febrero de 2010