Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Bucear en la Guerra Civil

La Real Chancillería elabora una guía para su archivo

Tan importante para revisar la historia es que se permita consultar fondos de la Guerra Civil y posguerra, antes restringidos, como facilitar su acceso. Hacerlo con orden y con la posibilidad de afrontar estudios institucionales de los órganos que generaron esos documentos durante la represión franquista -Consejo de Guerra, Comisión de Incautación de Bienes, Tribunal de Responsabilidades Políticas, Audiencia Territorial...- es lo que durante dos años ha perseguido un equipo de archiveros de la Real Chancillería de Granada. El resultado es una guía, la primera de estas características en un archivo de España, que facilitará la realización de futuros trabajos e investigaciones históricas.

La institución granadina aspira a que este estudio sirva de referencia

La aprobación de la Ley de Memoria Histórica puso fin a los problemas legales que podía plantear la difusión de esos fondos. Atendiendo a ese impulso, el archivo de la Real Chancillería (con documentación seriada desde 1494 a la actualidad), comenzó en 2007 la revisión e identificación de los fondos generados por todos los órganos que tuvieron que ver con la Guerra Civil y la represión en Granada y otras provincias de Andalucía oriental. La administración de justicia fue uno de los aspectos a los que mayor interés mostró el nuevo régimen que creó comisiones encargadas de diversos asuntos, muchas de carácter especial y escasa vigencia.

"Era una demanda de los investigadores, teníamos los documentos pero no era fácil encontrarlos, estaban mezclados", reconoce la autora de la obra, Eva Martín. Lo más difícil ha sido "reconstruir la historia institucional" de éstos . En Fuentes para el estudio de la Guerra Civil y la posguerra en el Archivo de la Real Chancillería de Granada, que es como se titula, se han identificado 24 fondos y 64 series documentales que ahora se están digitalizando.

Se partió de la descripción que de los documentos se realizó en la década de los noventa para localizar los expedientes de las personas que fueron enjuiciadas por la ley de responsabilidades políticas y atender así a las primeras indemnizaciones económicas gubernamentales dirigidas a ellas o a sus herederos. Los plazos impuestos en los presupuestos obligaron entonces a abordar con urgencia esa descripción. Se clasificaron por apellidos y se creó una base de datos que fue, y sigue siendo, de "gran utilidad", explica el director del archivo, David Torres, pero que impedía afrontar estudios de esos órganos. Eso es lo que se pretende subsanar.

Los criterios de organización son los que establecen las normas internacionales archivísticas y puesto que es la primera guía elaborada con este fin en un fondo español, Torres aspira a que esta obra, que edita la Junta, sirva de "modelo" o "referencia" para otros archivos.

Incluye también un análisis de los órganos encargados de la instrucción y fallo de las responsabilidades civiles y políticas contra todos aquellos que pertenecieron o apoyaron al Frente Popular.

Cada mes se expone en el archivo un documento para difundir los fondos. De la jurisdicción de responsabilidades políticas se ha elegido en esta ocasión el expediente que se le instruyó a Agustina González López, conocida como la Zapatera, y en quien se cree que se inspiró Federico García Lorca para escribir La zapatera prodigiosa. Fue una intelectual y activa política feminista, a la que se acusó de extremista y revolucionaria, y que fue fusilada al principio de la guerra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de febrero de 2010