Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sustitución de De la Rúa atasca otros nombramientos

Salvo que progresistas y conservadores del Consejo del Poder Judicial alcancen algún acuerdo global sobre nombramientos, a priori resulta complicado que el jueves haya fumata blanca para cubrir las vacantes de las presidencias de los tribunales superiores de Valencia, Cataluña y País Vasco.

Tales nombramientos están en el orden del día del pleno del jueves, pero al requerir éstos un mínimo de 13 votos (lo que obliga a ambos sectores a pactar), es previsible que queden en agua de borrajas las votaciones que planteen los grupos con sus respectivos candidatos.

Son vacantes que se disputan a cara de perro ambos sectores, ya que, por ejemplo en Valencia, que tiene pendiente el caso Gürtel, lo que se dirime es el sustituto de Juan Luis de la Rúa; y en el País Vasco, el relevo del conservador Fernando Ruiz Piñeiro, el juez que apoyó el encausamiento del ex lehendakari Juan José Ibarretxe y de Patxi López por dialogar con Batasuna.

Ambos sectores tenían un principio de acuerdo en Navidad para las presidencias del País Vasco (un progresista, Jaime Tapia) y Cataluña (una conservadora, María Ángeles Alegret), pero siguen las discrepancias respecto a Valencia. También hay previstos otros nombramientos para el Tribunal Supremo y audiencias provinciales, como la de Valencia. Es posible que haya acuerdos puntuales para algunas plazas, pero cualquier eslabón perdido de este encaje de bolillos puede llevarlo todo al traste.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de enero de 2010