Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco siglos del arte de dibujar

El Palacio Episcopal de Málaga muestra 90 obras de grandes pintores

El Palacio Episcopal de Málaga reabre sus puertas tras más de un año dedicado a refugiar los cientos de obras que un día se exhibirán en el futuro Museo de Málaga, cuya sede será el Palacio de la Aduana. Y lo hizo ayer con una exposición que reúne 90 dibujos realizados entre los siglos XVI y XX por artistas tan dispares y distantes en el tiempo como Pedro de Campaña o un jovencísimo Pablo Ruiz Picasso. Ars delineandi o el arte de dibujar es el nombre de esta muestra, que permanecerá abierta hasta el próximo 2 de mayo.

La exposición, presentada ayer por la consejera de Cultura, Rosa Torres, la componen 70 obras procedentes de los fondos de cinco museos -los de Bellas Artes de Granada, Córdoba y Sevilla, y los museos de Cádiz y Jaén-, además de las 20 piezas extraídas de la colección de Bellas Artes del futuro Museo de Málaga. La muestra se ha estructurado en función del museo al que pertenecen las piezas, para que sean una carta de presentación de las colecciones de esas pinacotecas.

La exposición presenta creaciones de Ribera, Alonso Cano y Picasso

Entre las obras destaca, por ejemplo, la presencia de dibujos de dos de los más sobresalientes artistas del Siglo de Oro: José Ribera y Alonso Cano. Ambos proceden del Museo de Bellas Artes de Córdoba, museo que conserva una de las más importantes colecciones de dibujo del país. También destaca la acuarela El viejo de la manta, realizada por Picasso a los 14 años como felicitación navideña dirigida al pintor Antonio Muñoz Degrain (Museo de Málaga), artista igualmente representado en la exposición, o el Diseño para la corona de la Virgen de la Victoria, realizado en 1751 por el cordobés Tomás Jerónimo de Pedraxas, uno de los escasos ejemplos conservados de diseños de orfebrería barroca (Museo de Málaga). No menos interés tiene el boceto para un billete de 25 pesetas realizado por el sevillano José Villegas Cordero, procedente del Museo de Bellas Artes de Sevilla, o la inesperada presencia de una acuarela de Franz Marz que se encuentra en la colección del Museo de Málaga.

"Se trata de obras frágiles por haber sido creadas sobre papel, y que se muestran habitualmente en cortos periodos de tiempo, por lo que son poco conocidas", explicó ayer Ricardo Tenorio, comisario de la exposición y director del Museo de Bellas Artes de Granada. Según Tenorio, la exposición no pretende ser "una compilación exhaustiva, porque sería imposible, ni un tratado sobre el dibujo", sino una selección de los mejores dibujos de los fondos de los museos andaluces.

Junto a Ars delineandi, el Palacio Episcopal exhibe en su planta baja, hasta el 31 de marzo, otra exposición itinerante denominada Museo de Málaga. Esencias, en la que se muestra Anatomía del corazón (1890), del artista valenciano afincado en Málaga Enrique Simonet (1866-1927). Ésta es la primera de las cinco muestras programadas para 2010 en este ciclo con el que la Consejería de Cultura pretende dar a conocer las riquezas artísticas de la colección malagueña de Bellas Artes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de enero de 2010