Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Diálogo social

Los empresarios aplauden a Díaz Ferrán tras la crisis de Air Comet

Entre la reunión de la cúpula de CEOE del pasado diciembre y la mantenida ayer ha pasado un mes. En este tiempo los problemas de su presidente, Gerardo Díaz Ferrán, y su grupo empresarial, Marsans, han crecido. Su posición se ha deteriorado gravemente. Pero el Comité Ejecutivo y la Junta Directiva de la CEOE insisten en apoyar a su presidente.

El crédito impagado a Caja Madrid -que forzó a Díaz Ferrán en diciembre a recabar el apoyo de la cúpula por primera vez-, la quiebra de Air Comet y los miles de afectados que provocó en Navidad el hundimiento de la aerolínea comienzan a hacer mella entre algunos de los pertenecientes a los órganos de dirección. No obstante, lo cierto es que en las tres reuniones celebradas entre el martes y el miércoles (al comité y la junta hay que sumar la cena de vicepresidentes, la víspera) nadie ha pedido explicaciones a Díaz Ferrán.

Oportunidades no han faltado. El informe del presidente en la junta directiva arrancó ayer con un repaso de la crisis de Air Comet. Al cerrar ese capítulo, Díaz Ferrán abrió un turno de palabra. Por toda respuesta recibió una salva de aplausos, según varios asistentes a la reunión. La ovación no tuvo la intensidad de otras ocasiones, pero no hubo ni una sola intervención entre los más de 200 asistentes.

En las otras reuniones, el apoyo se repitió. Incluso entre quienes podrían optar a una potencial sucesión: Joan Rosell y Santiago Herrero, responsables de la patronal catalana y andaluza, respectivamente.

Pero las críticas sottovoce crecen, incluso entre algunos de sus más firmes partidarios hasta hace poco. Temen que el deterioro de la figura de Díaz Ferrán afecte a la imagen de la clase empresarial. "Yo sé que como representante de una organización empresarial tengo que comportarme con más exigencias", afirma un dirigente patronal, que matiza: "No todo el mundo tiene que comportarse como yo".

Varios asistentes al Comité Ejecutivo explicaron que no quieren volver a tratar el tema: "No se puede estar ratificando a Gerardo Díaz Ferrán en todas las reuniones". Pero otras fuentes de la organización no descartan que ese apoyo silencioso acabe si los problemas empresariales de Díaz Ferrán siguen creciendo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de enero de 2010