Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El secretario de Santa Pola paraliza un pleno por falta de documentos de un PAI

El secretario municipal del Ayuntamiento de Santa Pola, José Luis Pascual, se plantó ayer al impedir al PP, que gobierna con mayoría absoluta, tramitar por vía de urgencia el PAI de las Salinas, contemplado en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para la construcción de algo más de 800 nuevas viviendas.

Las prisas no son buenas consejeras. El PP presentó a última hora del jueves una moción para que en el pleno extraordinario del día siguiente se aprobara esta propuesta urbanística. Por la mañana, en la junta de portavoces previa al pleno extraordinario, el secretario, según informaron fuentes municipales, ya advirtió de "la falta de documentación necesaria" y del escaso tiempo que tenían los concejales del Ayuntamiento para estudiar el proyecto. Pese a la advertencia, el PP, que goza de una amplia mayoría absoluta (con 14 concejales, por seis del PSOE y uno de Compromís) decidió seguir adelante con el plan y aprobó la urgencia para someterlo a su tramitación por el pleno extraordinario.

"Estamos hartos del oscurantismo y poca transparencia del PP"

El alcalde, Miguel Zaragoza, no acudió a la sesión por estar enfermo, y en su lugar presidió el debate la concejal del PP Lola Gadea. En esos momentos, el secretario pidió intervenir para advertir a todos los concejales de que, según su criterio, la tramitación de este PAI "no se ajusta a la legalidad y falta tiempo para analizar los detalles". Por todo ello el secretario municipal exigió que se aplazara el pleno. La alcaldesa accidental interrumpió durante unos minutos la sesión para deliberar e intentar deshacer el entuerto. El secretario insistió en que son necesarios tres días de margen, entre la presentación y su aprobación, para estudiar la documentación y aprobarla, tal y como exige la legislación. Al final el PP se vio obligado a recular, y dejó en suspenso el debate hasta la próxima semana.

La oposición exigió que el pleno se convocara en tiempo y forma para tener tiempo suficiente y poder "conocer todos los detalles", explicó la portavoz socialista, María de la Fuente. La oposición recordó que no pudieron consultar con ningún asesor urbanista o abogado por la premura con la que el PP pretendía aprobar este PAI. "Estamos acostumbrados y al mismo tiempo hartos del oscurantismo y falta de transparencia con la que gobierna el alcalde, Miguel Zaragoza", dijo la portavoz socialista tras la sesión. La oposición recuerda además que la urbanización de las Salinas es un proyecto "sensible y muy delicado" porque se trata de llenar de hormigón el entorno de esta zona natural, y por este motivo quieren tener la máxima información y documentación posible.

El nuevo PGOU de Santa Pola, aprobado en 2006, contempla la construcción de 20.963 viviendas en 15 años, lo que supondrá un parque inmobiliario para 63.937 nuevos habitantes, además de los 23.220 actuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de enero de 2010