Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Xàbia pide a su portavoz que dimita por criticar las contratas

Arquitectos de Alicante exigen al presidente del colegio oficial que deje el cargo

El nepotismo político y funcionarial aflorado en las adjudicaciones del plan Confianza en los ayuntamientos de Xàbia y Santa Pola, respectivamente, ya ha provocado ya sus primeras consecuencias. En el primer municipio, las críticas del portavoz del PP, en el gobierno local, a las adjudicaciones han abierto una crisis interna entre los populares. En cuanto al segundo, también gobernado por el PP, un grupo de arquitectos de Alicante pedirá la dimisión del presidente del Colegio Oficial de Arquitectos de Alicante, Antonio Ortega, beneficiado con uno de los contratos.

En Xàbia, la decisión del portavoz del PP, Juan Carlos Generoso, de desmarcarse de su partido -y del BNV, con el que comparte gobierno- de los contratos dados a familiares y amigos para proyectos del plan Confianza sentó ayer como un jarro de agua fría en el ejecutivo local. Sobre todo, porque se hizo pública sólo 48 horas después de que el ejecutivo del nacionalista Eduardo Monfort ratificara las adjudicaciones. Concejales del grupo municipal del PP piden la destitución de Generoso como su portavoz, le han hecho saber que su futuro en el seno del partido peligra y le han acusado de "desleal", máxime cuando una de las adjudicaciones, la de una biblioteca y centro sociocultural con un coste de 65.830 euros, ha ido a parar al hijo del presidente local de los populares y actual primer teniente de alcalde, Juan Moragues. Esta situación ha avivado la división interna del partido, en el que se han presentado ya dos candidatos a liderar la lista de las próximas elecciones. Generoso no tiene intención de dejar sus cargos.

MÁS INFORMACIÓN

Por su parte, un grupo de arquitectos del Colegio Oficial de Alicante ha expresado su decisión de solicitar la dimisión del presidente del ente, Antonio Ortega, por su vinculación con las adjudicaciones de siete contratos del plan confianza a familiares de tres altas empleadas del Ayuntamiento. A Ortega, marido de María José Mogica, arquitecto municipal de Santa Pola, se le adjudicó un proyecto por 16.000 euros. El consistorio ya ha anulado las adjudicaciones.

Un portavoz del colectivo que censura la actitud de Ortega señaló ayer que "ese contrato es la gota que colma el vaso de su negativa gestión". "El colectivo de arquitectos ha sido el primero y más castigado por la caída de la construcción, pero el colegio no hace por remediarlo". Este arquitecto subrayó que el pasado 25 de noviembre la dirección del colegio hizo suya una propuesta para crear una bolsa de trabajo para proyectos menores. "A la fecha de hoy, desconocemos qué ha sido de esa bolsa de trabajo, pero sí sabemos que él [el presidente] se ha arreglado lo suyo", añadió. Este periódico intentó ayer sin éxito conocer la opinión de Ortega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de enero de 2010