Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Atlético busca el equilibrio

El medio portugués Tiago llega cedido por el Juventus para auxiliar a la defensa y mejorar la fluidez ofensiva

En el Atlético todo suena a disparate últimamente. Así las cosas, ni siquiera el centrocampista portugués Tiago Cardoso, ex de la Juve y último fichaje de los rojiblancos, el hombre deseado por Quique Flores para equilibrar el equipo, se ha escapado de esa regla de tres. El medio llegó el jueves por la noche a Madrid, ayer pasó el reconocimiento médico y pocas horas después, tras firmar su cesión hasta final de temporada, y en vez de incorporarse a los entrenamientos de su nuevo equipo, se volvió a marchar a Turín. Hasta el próximo lunes, día de su presentación, Quique no podrá contar con él. La Juve pidió al propio jugador -y al presidente Enrique Cerezo, claro- que regresara cuanto antes a Italia para poder disputar el duelo de mañana contra el Milan, en caso de que sea necesaria su participación, ya que es suplente habitual. Eso porque a los dirigentes bianconeri no les ha dado tiempo todavía a encontrar un recambio.

"Va con cara de tristón y se margina", comentaban sus compañeros en Turín

En dos temporadas y media en el Juventus sólo ha jugado 42 partidos

En el currículo de Tiago, de 28 años, un verdadero trotamundos del fútbol, sólo falta una experiencia en la Liga. El portugués ha jugado en Inglaterra (una temporada en el Chelsea), Francia (dos en el Lyon), Portugal (Benfica, Sporting y Braga) y en Italia. El Juventus le fichó en verano de 2007 por 13,6 millones de euros en el medio de la transición entre Didier Deshamps (que se había marchado porque el club no fichaba a los que él quería) y Claudio Ranieri. El técnico italiano se encontró con una lista de jugadores -diseñada por el presidente- medio hecha. Cuando le preguntaron por Tiago dijo: "Ok". Pero el portugués nunca encontró un sitio en el once. Mientras que en el Chelsea y en el Lyon salía a más de 30 partidos por temporada, en sus dos años y medio en el calcio ha disputado sólo 42. Muchos lo achacan a que estaba acostumbrado (en el Chelsea y en el Lyon) a jugar con una línea de tres y el 4-4-2 clásico del Juventus se le atragantaba. Otros opinan que la dureza del calcio y el juego demasiado interrumpido por las faltas no se adecuaba a sus características. A Quique le preguntaron hace una semana que por qué se empeñaba en fichar a un futbolista suplente. "Eso no le resta calidad, sé que la tiene", contestó. Tenía buenas referencias del Benfica. "Nos puede aportar un poco de todo. A este equipo le falta cerrar en defensa y conectar con los delanteros. Espero que Tiago nos sirva de enlace y nos de equilibrio", dijo ayer el técnico del Atlético. El entrenador ensayó ayer sin Forlán, Simao ni Juanito para visitar hoy al Valladolid (18.00, Canal+ Liga y GolTV), aunque todos, como Agüero, entraron en la convocatoria.

En Italia aseguran que si Tiago se sentaba en el banquillo no era por malo sino porque tenía competencia: Sissoko, Marchisio y Felipe Melo, por el que la Juve se gastó 25 millones en verano. El centrocampista portugués tiene buena llegada a gol, pero sus compañeros en el Juventus le achacaban falta de personalidad y garra. "Siempre tiene cara de tristón y se margina un poco", comentaban. De hecho, durante su aventura en el calcio no concedió ninguna entrevista. Sólo habló una vez con un medio portugués para quejarse de los pocos minutos que le daba el entrenador y fue multado por el club. Ranieri también criticaba su poca integración en el vestuario. Pero a la vez destacaba su profesionalidad y disciplina en los entrenamientos.

Tiago es un medio que destaca por las recuperaciones, por su capacidad de posicionarse y por la buena salida de balón. Justo lo que necesita el Atlético de Quique. El lunes lo podrá poner a prueba hasta al 30 de junio. El jugador llega cedido con opción de recompra (fijada en 8 millones). El club rojiblanco no ha pagado nada a la Juve pero sí asumirá el coste de la ficha: 2,5 millones de euros. Es uno de los sueldos más altos de la plantilla rojiblanca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de enero de 2010